Norma de emisión de fundiciones no se evaluará hasta marzo

Ministra maría Ignacia Benítez así lo confirmó. Sin embargo, la titular de Medio Ambiente aseguró que antes de 2014 la normativa estará en aplicación. El Diario Financiero, 09 de noviembre 2011.


La ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, aseguró que al menos durante este año no estará lista la normativa que regula las emisiones provenientes de las fundiciones de cobre. Sin embargo, es enfática en decir que “el proyecto y la normativa estarán listos en este gobierno”.

Lo que motiva a que el ministerio retrase hasta marzo la presentación del proyecto es que se busca la mayor participación ciudadana y de las empresas en su estudio, lo que no es posible durante los primeros dos meses del año.

La cartera que dirige Benítez sigue de cerca el desarrollo de este proyecto, el que dará lineamientos claros a una industria que, aunque ya captura parte de sus emisiones, aún no se encuentra regulada.

Situación y proyecciones


Hoy las siete fundiciones de Chile -cinco de Codelco, una de Enami y una de AngloAmerican- poseen sistemas para el manejo de las emisiones de dos compuestos: dióxido de azufre y en menor cantidad arsénico, ambos provenientes del proceso de purificación del cobre y que dependiendo de la ley de éste es el nivel de las emisiones.

Actualmente, las instalaciones capturan alrededor de 90% de dichas emisiones, pero con esta normativa en Medio Ambiente esperan que el manejo alcance cerca de 94%.

Respecto a las emisiones de dióxido de carbono -uno de los principales contaminantes en las áreas habitadas- la secretaria de Estado descartó que se dicte una normativa para que las fundiciones controlen ese gas, ya que serían marginales. Además, ya existe una regulación general al respecto.

Regulación en aumento


Sin embargo, los plazos para que las empresas pongan a punto las fundiciones son de largo aliento: según la ministra Benítez, los tiempos que se manejan son de cerca de cinco años. “En estas normativas de lo que se habla es del principio de gradualidad”, comenta la titular de Medio Ambiente, refiriéndose a que no se aplicará la exigencia completa de la normativa, cuando ésta salga, sino que de forma escalonada.

Aún así, en el caso de que se instale una nueva fundición en el país debe cumplir de inmediato con la nueva normativa, e incluso aplicarse una más exigente.

Por otra parte, la ministra recordó que todas las normativas sufren una revisión en un período cercano a los cinco años. Por ello, no descarta que si en ese momento la tecnología existente es mejor que la actual la normativa se revise para hacerla más exigente, incluso requiriendo la totalidad del control de las emisiones.

Indicó que espera que la normativa pueda dar pie a otras en Chile. “A nuestro país le falta normativa ambiental”, aseguró Benítez, agregando que dada la naturaleza regulatoria que muchas veces adquiere su cartera “la labor es menos comprendida”, pero que sí siente que se han logrado avances, tanto en materia técnica como ciudadana.

 

Comments are closed.