Organizaciones plantean reparos a presupuesto de ministerio del Medio Ambiente

Los más de 31 mil millones de pesos aprobados en la Cámara Baja para el presupuesto de Medio Ambiente permitirán dar prioridad a los nuevos objetivos de la cartera. Los roles de la subsecretaría, el Servicio de Evaluación y la Superintendencia están claros, pero es necesario cumplir con los plazos y dar curso al proyecto de Tribunales Ambientales que aún está pendiente en el Congreso.;; Radio U. de Chile 22 de noviembre 2011.


En el papel, la aprobación del Presupuesto 2012 del Ministerio de Medioambiente en la Cámara de Diputados es positiva, pero para varias organizaciones es un llamado de alerta a cumplir una efectiva implementación de la nueva institucionalidad que se encuentra en marcha desde el año pasado.

En esta partida se aprobaron 31 mil 220 millones de pesos que consideran recursos por 19 mil 43 millones, para la subsecretaría del Medioambiente; 8 mil 973 millones para el Servicio de Evaluación Ambiental y 3 mil 203 millones para la superintendencia del Medioambiente.

Flavia Liberona, directora ejecutiva de la Fundación Terram, advirtió que es necesario concretar una estructura de funcionamiento de estas nuevas entidades. “Toda la institucionalidad a la que se le acaba de entregar este Presupuesto empezó a regir el 1 de octubre de 2010 y hasta hoy sólo tiene un reglamento publicado. Esta normativa está sumamente atrasada en su implementación. Si después de más de un año sólo tenemos el reglamento orgánico del ministerio es lo mismo. ¿No será que faltan profesionales o capacidad técnica? Eso también tiene que estar reflejado en el Presupuesto, ni siquiera es una condena a la gestión de la ministra, pero ¿Por qué no pidieron más?”, cuestionó la ambientalista.

En esa línea, ya se informó que la secretaría de Estado avanza en el diseño de normas de calidad y emisión, entre las cuales destacan las que abordan material particulado fino; especial para termoeléctricas y fundiciones; calefactores; entre otros. Para esto se busca contratar a personal especializado para enfrentar la entrada en vigencia de la norma que regula este ámbito (PM 2.5).

Además se destacó la modernización de las Redes de Monitoreo en las ciudades con más de cien mil habitantes para la fiscalización del cumplimiento de dicha norma, recordando un punto importante: que las redes existentes se traspasan desde el Ministerio de Salud al de Medioambiente.

Otro de los puntos importantes se refiere al listado que se elaborará sobre los “sitios con presencia de contaminantes”, entre ellos la región de Arica y Parinacota y la comuna de Puchuncaví. En este último caso, incluso se ha considerado un monto de 330 millones de pesos sólo para evaluación de riesgo en la salud de las personas de las zonas de Ventanas, Puchuncaví y Quintero, entendiendo que éstos deben ser periódicos y tener continuidad en el tiempo.

Manuel Baquedano, director del Instituto de Ecología Política, manifestó que las autoridades deben coordinar una estrategia a largo plazo sobre estos problemas de polución que se repiten en otras zonas del país.

“Vamos a tener estudios muy importantes que van a reflejar lo que todos creemos: Es una zona donde hay incompatibilidad entre actividades productivas y habitar humano. Eso se repite en muchas zonas del país. Entonces es la ciudadanía la que tiene que hacer que las autoridades vean esto. Hay una gran deuda ambiental que tiene el país y va a tener que irse enfrentando poco a poco”, afirmó.

En este marco también la autoridad deberá tener en cuenta cuáles son las fuentes de contaminación para revertir estos preocupantes casos. Hace algunos días, la comisión investigadora de la Cámara concluyó que Codelco es uno de los principales culpables de esta historia de contaminación que se arrastra hace varias décadas.

Comments are closed.