Petroleras concluyeron obras de saneamiento de terrenos en borde costero de Viña del Mar

Comisión de Evaluación del Medioambiente deberá visarlas. Reparación del predio se realizó con estándar para ser destinado a parques y jardines. Para proyectos inmobiliarios se necesitarán nuevos estudios. El Mercurio, 30 de noviembre 2011.


Las empresas petroleras Copec, Shell y Petrobras concluyeron los trabajos de saneamiento de las 17,8 hectáreas de terreno que poseen en el borde costero de Viña del Mar, y que por casi 100 años fueron utilizadas para el almacenamiento de hidrocarburos e industria de lubricantes y pesticidas.

La directora del Servicio de Evaluación Ambiental de Valparaíso, Magdalena Prieto, dijo que la reparación consistió en detectar el suelo contaminado, extraerlo y cambiarlo por tierra limpia en una profundidad de un metro.

Además, consideró el retiro de todos los estanques y tuberías que se ubicaban bajo tierra, aunque aún queda pendiente una serie de ductos enterrados bajo la playa colindante.

Con esta limpieza, el terreno quedó apto para su uso como parques o jardines, tras eliminar la contaminación por hidrocarburos, plomo y benceno -entre otros- desde la superficie del suelo donde hay más contacto con las personas. Pero si se quiere construir en éste, los proyectos inmobiliarios deberán ir acompañados de nuevos estudios ambientales y obras de saneamiento.

Demanda inmobiliaria

El terreno, en un sector privilegiado de Viña del Mar -frente a la costanera de Las Salinas-, es uno de los más demandados por inmobiliarias. En 2007 se modificó el Plan Regulador y se cambió su uso de suelo desde industrial al que permite el desarrollo inmobiliario, turístico, comercial, de áreas verdes y equipamiento.

En los últimos años han surgido varios interesados en la compra del predio, cuyo precio se ha llegado a estimar en más de US$ 400 millones. Entre ellos está el empresario Abraham Senerman, quien a través de Titanium proyecta levantar edificios de departamentos y oficinas, además de actividades comerciales.

Pero estaba pendiente el fin del saneamiento, ya que el cambio en el Plan Regulador de Viña lo dejó como "zona de riesgo", a la espera de su limpieza.

Esta semana, la Comisión de Evaluación de Medioambiente de Valparaíso recibió el informe final de las empresas respecto del término de los trabajos de saneamiento del terreno.

Allí se determinó someter el predio a un monitoreo durante los próximos cuatro meses, para determinar si los trabajos son finalmente aprobados o no.

El seremi de Salud de Valparaíso, Jaime Jamett, afirmó ayer que este monitoreo será "muy estricto", y que sólo se aprobará si se han eliminado todos los riesgos para la salud humana. Esto, porque la contaminación con hidrocarburos es compleja y tiende a irse con mucha facilidad a las napas subterráneas.

La tierra y los elementos contaminados extraídos desde el lugar fueron trasladados hasta las instalaciones de Hidronor Chile en Santiago, para su tratamiento y deposición final.  
 
-46.757 toneladas de suelo contaminado fueron retiradas del lugar y reemplazadas por tierra limpia.
-433 toneladas de tuberías y estanques que sirvieron para almacenar y transportar hidrocarburos fueron desarmadas.
-205 toneladas de residuos líquidos contaminantes que aún se mantenían en el lugar fueron extraídas.
-10 años se ha demorado el proceso de evaluación del impacto ambiental y de saneamiento del terreno que usaron las empresas petroleras durante casi un siglo.


 

Comments are closed.