Científicos de EE.UU. temen que derretimiento del Ártico llegue a un “punto de inflexión”

El extremo norte del planeta absorbe cada vez más calor debido al derretimiento del hielo, lo que genera un ciclo irreversible. 01 de diciembre 2011.


La región del Artico ha empeorado en forma drástica en los últimos cinco años, dijeron autoridades estadounidenses, y está absorbiendo demasiado calor solar debido a que el hielo se derrite a un ritmo casi récord.

Una nueva calificación emitida por la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA) de EE.UU. asigna marcas rojas a la región polar en tres de cinco categorías y amarillas -de cautela- en las otras dos.

No son buenas calificaciones en general, pero no significan que el Artico esté condenado definitivamente y aún se congelará en el invierno, dijo Jackie Richter-Menge, codirector del informe.

El Artico opera como el refrigerador de la Tierra, enfriando al planeta. Lo que ocurre es como si alguien le elevara demasiado el termostato, dicen los científicos.

"No está enfriando tan bien como solía", dijo Richter-Menge. Los drásticos cambios se deben tanto al calentamiento global generado por la actividad humana como a modificaciones meteorológicas recientemente detectadas, que también estaban en la tendencia de calentamiento a largo plazo, indicaron los investigadores.

En condiciones normales, la nieve y el hielo reflejan la energía solar, pero un Ártico que se derrite es más oscuro en el verano y absorbe ese calor. Así, el derretimiento "causa más calor, lo que causa más derretimiento y el ciclo continúa”, señalaron los científicos.

Lo que es más perturbador es que se actuamente se registra un oscurecimiento récord de la tierra y del mar árticos, normalmente blancos.

A mediados de este año, la cantidad de hielo derretido fue la segunda más grande de que se tenga registro, sólo detrás de la de 2007.

"Tenemos un nuevo indicador de lo que es lo ‘normal’", dijo el coautor del estudio, Don Perovich, geofísico del Laboratorio de Investigación e Ingeniería del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. "Quién sabe si estamos en un punto de inflexión y nunca nos recuperaremos".

El informe, redactado por 121 científicos de todo el mundo, dice que las estadísticas muestran un cambio en la salud del Artico en 2006. Eso fue justo antes de 2007, cuando una mezcla de condiciones meteorológicas y clima cambiante llevaron a una pérdida récord de hielo en el mar que hasta la fecha no se ha recuperado.

Según el documento, 430.000 millones de toneladas métricas de hielo se derritieron en Groenlandia de 2010 a 2011. El fenómeno tiene fuerte impacto en la vida natural: siete de las 19 subpoblaciones de osos polares están disminuyendo en tamaño. 

 

Comments are closed.