En 2100 casi la mitad de los animales deberán cambiar su hábitat

La proyección de la NASA asegura que el calentamiento global provocará un cambio en la vegetación, lo que a su vez producirá mayor competencia y hará migrar a las especies. El Mercurio, 22 de diciembre de 2011.

La proyección de la NASA asegura que el calentamiento global provocará un cambio en la vegetación, lo que a su vez producirá mayor competencia y hará migrar a las especies. El Mercurio, 22 de diciembre de 2011.


Para fines de este siglo casi la mitad de la vegetación del planeta será distinta y provocará que el 40% de los ecosistemas de base terrestre se transformen por causa del cambio climático.
El estudio realizado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA y el California Institute of Technology (Caltech) pronostica cómo se comportará la vida vegetal los próximos 300 años esperando alzas de temperatura de entre 2 y 4 grados Celsius. Las conclusiones son nefastas.
Las transformaciones -que pueden cambiar extensas zonas de bosques, pastizales y tundras-, dice el estudio publicado en la revista Cambio Climático, provocarán que las especies incrementen su competencia y deban migrar a nuevas zonas con condiciones a las que sí están adaptadas. Esto alterará definitivamente el balance ecológico entre la vegetación y los animales.
"Nuestro estudio introduce una nueva forma de ver el cambio climático al explorar las implicancias ecológicas del alza de la temperatura del planeta", dice Jon Bergengren, líder del estudio y científico de Caltech. "Aunque las advertencias sobre el derretimiento de los glaciares, el aumento del nivel del mar y otros cambios del medio ambiente son decidores e importantes, son las consecuencias ecológicas las que más importan".
Peor parte
Fabián Jaksic, académico de la facultad de Ciencias Biológicas de la UC, concuerda con este análisis. "La opinión publica piensa que el cambio climático consiste esencialmente en una elevación de las temperaturas, pero no en cómo pueden responder las especies que componen la biodiversidad, los biomas -o conjunto de ecosistemas que comparten clima, vegetación y fauna- y los ecosistemas".
El estudio predice que los biomas (como el Bosque Valdiviano) tenderán a trasladarse hacia los polos y a las zonas más altas buscando temperaturas más bajas. Mientras que los " hotspots " de biodiversidad como los de los Himalaya, Madagascar, las zonas mediterráneas y el sur de Sudamérica, entre otros, tendrán el mayor cambio de especies.
"Efectivamente el incremento de temperatura va a contribuir a una migración de biomas (y posiblemente de ecosistemas) hacia los polos", opina Fabián Jaksic. "La buena noticia es que Chile y Argentina van a ser poco afectados en cuanto a área, pero la mala noticia es que como nuestro continente se angosta hacia el sur los bosques van a tener menos representación dentro del país (aunque la variación del área sea mínima)".
Pero la peor parte se la llevará el Hemisferio Norte, agrega. Con el ensanchamiento progresivo de los continentes del norte hacia el polo "es que allí se verán los mayores cambios en los biomas y ecosistemas".

Comments are closed.