Gobierno evalúa nuevos cambios a norma de fundiciones

Antigüedad de instalaciones y cercanía con poblados serían tomados en cuenta al definir el porcentaje de captura de contaminantes. La Tercera, 15 de diciembre 2011.


La complejidad de los estudios que deberá realizar el gobierno para regular las emisiones de contaminantes por parte de las fundiciones de cobre, obligó a la autoridad a posponer hasta abril de 2012 la presentación del anteproyecto. Ante la inquietud de la industria minera sobre la rígidez de la norma, el documento -en elaboración- incorporará cambios importantes respecto de la idea inicial, y establecería límites de captura de emisiones diferenciados, dependiendo de la situación particular de cada una de la fundiciones.

Según señaló la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, entre los nuevos parámetros que se analizan está la cercanía de las instalaciones a centros poblados, su tecnología y eficiencia, y también los plazos que tomarían en adecuarse. "No son iguales todas las fundiciones, y no todas están en la misma cercanía con la población, así es que estamos viendo la posibilidad de establecer pisos diferenciados (de captura de contaminantes) dependiendo de ello. Eso se tiene que definir en el anteproyecto y el proyecto definitivo, pero es parte de las variables que queremos analizar", dijo.

Benítez señaló que el anteproyecto partiría de un "piso mínimo", que obligará a las fundiciones a capturar al menos 95% de las emisiones de contaminantes como óxido de azufre, nitrógeno, arsénico y material particulado fino. En la idea original, el gobierno pretendía reducir 50% de estos contaminantes, unas 200.000 toneladas al año. "Para nosotros el piso sigue siendo 95% de captura de emisiones. Dependerá de cada fundición, no todas están en el mismo estado, es parte de los estudios que se están haciendo", dijo.

En Chile operan siete fundiciones, cinco estatales y dos privadas. Sólo Chagres (de Anglo American) cumpliría con el mínimo de captura de emisiones. Altonorte, de Xstrata, está cerca, con una captura del 93%. En Chuquicamata (Codelco), el porcentaje de captura es de 91%; en Potrerillos (Codelco Salvador), de 76%; en Paipote (Enami), de 89%; en Caletones (El Teniente), de 88%, y en Ventanas, 94%.

En Codelco señalan que, aunque no se conoce aún la norma definitiva "fijar un piso de 95% implica que es una norma muy exigente que implicaría para Codelco unos US$ 1.000 millones de inversión en un negocio con márgenes muy estrechos". La estatal agregó que al ser una empresa productora de cobre metálico, "mantener su capacidad de fundición y refinería es estratégico".  
 
“Estamos viendo la posibilidad de fijar pisos diferentes dependiendo de la cercanía a las poblaciones”. María Ignacia Benítez, Ministra de Medio Ambiente.


 

Comments are closed.