Mediterráneo proyecta central de pasada por US$ 400 millones

Firma ingresó iniciativa a evaluación ambiental. Se ubicará en la provincia de Llanquihue e incluirá una línea de transmisión de 63 kms de largo.Una central de pasada de 210 MW ubicada en la confluencia del río Torrentoso con el río Manso, en la comuna de Cochamó (provincia de Llanquihue), planea levantar la firma local Mediterráneo, según se desprende de la presentación que hicieron del Sistema de impacto Ambiental (SEIA). Vea RESUMEN EJECUTIVO ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL CENTRAL DE PASADA MEDITERRÁNEO


La inversión total se elevará hasta los US$ 400 millones y su construcción tardará unos 42 meses, una vez obtenidos los permisos ambientales por parte del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Los Lagos. La fecha estimada de inicio de ejecución de las obras es en diciembre de 2012. La producción media anual del proyecto, se estima en 1,19 millón de MWh (1.190 GWh).

Según la compañía, además de la central de pasada, se levantará una línea de transmisión de 63 km, denominada Línea Alto Reloncaví, de doble circuito y tensión nominal 220 KV.

La línea se unirá al Sistema Interconectado Central (SIC) en el sector donde está emplazada la actual central Canutillar. Esto hará necesario construir una nueva subestación seccionadora que se llamará Reloncaví, dijo la firma.

Mediterráneo presentó en forma conjunta las obras de la central y de la línea, de modo que los impactos ambientales de ambas obras puedan ser evaluadas en su conjunto por parte de las autoridades ambientales y la ciudadanía, informó la compañía.

La firma indica que la mano de obra contratada podría llegar hasta las 600 personas durante el período de construcción, mientras que durante el periodo de operación será de 12 personas.

La vida útil de la central se estima en 50 años, aunque la firma dice que podría prolongarse indefinidamente por las características de ese tipo de proyectos. La firma indicó además que “el proyecto no considera ningún tipo de embalses, además, sus obras se caracterizan por desarrollarse en gran medida de forma subterránea, lo que se traduce en que la intervención superficial del terreno es minimizada”. A ello agregó que las aguas que sean turbinadas por la central serán devueltas en su totalidad al río.

En la zona también está en tramitación ambiental la ampliación de la Central Térmica Cochamó, de la eléctrica Saesa, actualmente en operación. El fin de la ampliación es aumentar la potencia instalada de la central al incorporar tres nuevas unidades generadoras de 1.600 kW de potencia cada una.

Hoy la central cuenta con 2 equipos en operación de 825 kW de potencia cada uno, por lo que el proyecto ampliado contará con una capacidad instalada de 6.450 kW (6,45 MW) de potencia.

Comments are closed.