Rigane: “El problema ambiental no es la energía, es el sistema capitalista”

Durante los días 15 y 16 de diciembre José Rigane, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Energía (FeTERA) y secretario adjunto de la CTA, participó del Seminario Internacional de Medio Ambiente realizado en Chile y organizado por el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL) y la Fundación Rosa Luxemburgo de Alemania. El seminario, que se desarrolló bajo el lema “Otra Matriz Energética es Posible”, contó con el patrocinio de la Dirección de Bienestar Estudiantil de la Universidad de Chile y reunió a diversos especialistas nacionales e internacionales que promueven el uso de energías renovables no convencionales.


En el saludo inaugural del seminario estuvo a cargo del director de ICAL, Marcos Barraza, quien abrió la jornada subrayando la globalidad de las problemáticas sociales. “Las luchas sociales por la salud, la educación, la previsión social, la pobreza, el empleo y el medioambiente, se van imbricando, porque todas ellas no son discusiones independientes unas de otras”.

Junto con ello, resaltó la importancia de realizar este tipo de jornadas de las que puedan “emanar insumos para la deliberación pública, que implique aumentar la visión del mundo social y de expertos en el espacio político decisional”. Flavia Liberona, bióloga y directora ejecutiva de la Fundación Terram realizó un diagnóstico sobre el estado de la demanda por energía en Chile y América Latina, cuya constante ha sido el alza de los precios de los combustibles y un aumento descontrolado de la demanda aunque de las personas sino que de las empresas, particularmente de la minería.

“Matriz energética y trabajadores” fue el panel donde participó José Rigane, acompañado por Antonio Maureira, Consultor de la OIT Chile, Lautaro Carmona, diputado chileno por el Partido Comunista y representantes del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP).

Durante su intervención Rigane destacó que es importante entender a la energía no como una mercancía sino como un bien social. “Hay que plantearse una transformación de fondo en donde conceptualmente se restablezca la energía como un bien social”. En este sentido el dirigente sindical explicó que si se logra este objetivo ninguna empresa podrá buscar lucro con su consumo.

“La energía es patrimonio del pueblo, es soberanía nacional, es un bien social, es un derecho humano, es un valor estratégico y asegurar su abastecimiento, especialmente a los sectores más vulnerables, es un problema de todos”, afirmó. Por otro lado Rigane convocó a la unidad entre quienes luchan por la conservación del medio ambiente y los trabajadores del área energética. En este sentido planteó que esta unión es central en el marco de la depredación capitalista, tanto en el ámbito ambiental como en el laboral.

“Los trabajadores no son los responsables de la contaminación, de la minería a cielo abierto ni de ninguna de las calamidades que produce la industria energética. Los que sí son responsables son las empresas trasnacionales que explotan nuestros recursos naturales. Por esto es importante que todos nos unamos para enfrentar al verdadero responsable: el sistema capitalista”, enfatizó.

Además de la intervención en este panel, Rigane estuvo presente en la discusión de otros paneles: “Modelos de Desarrollo y Matrices Energéticas”, “La matriz energética y el debate político”, Experiencias de los Estados en el Uso de Energías Renovables No Convencionales e “Intercambio de experiencias. Los actores sociales y los conflictos energético-ambientales en América Latina”.

Comments are closed.