SAG entrega herramienta a apicultores para ubicar colmenas en lugares donde no existan cultivos OGM

Gran preocupación despertó entre los apicultores chilenos la decisión que comunicó hace unos meses la Unión Europea, sobre exigir una autorización adicional para que la miel que contenga trazas derivadas de polen transgénicos pueda ser comercializada en dicho mercado. Comunicaciones SAG, 01 de diciembre 2011.
Lea noticia relacionada: Red Apícola Nacional exige conocer ubicación exacta de cultivos genéticamente modificados.


En este contexto,  la Cadena Apícola, representada por los presidentes de la Asociación Gremial de Exportadores de Miel (AGEM), Red Apícola Nacional (RAN) y Federación de Cooperativas Apícolas (FEDEMIEL), planteó al Servicio Agrícola y Ganadero la delicada situación que enfrentaba la apicultura nacional con la sentencia del Tribunal Europeo y solicitó, al mismo tiempo, entregar alguna solución que les permitiera resguardar la inocuidad de su miel y, por ende, la estabilidad de su negocio.

Entendiendo la preocupación de los apicultores, el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, desarrolló el Sistema Geográfico de Consulta Apícola Nacional, un programa computacional que les permitirá  ubicar sus colmenas en lugares donde no existan cultivos OGM.  Así,   ingresando las coordenadas en que se ubica el apiario, el sistema arroja tanto la distancia al área de influencia  donde se encuentran los semilleros OGM, como  las especies y superficies que están más cerca del punto seleccionado. 

La herramienta, fue recibida con gran optimismo y satisfacción por los representantes de la Cadena Apícola, quienes el día miércoles 30 de noviembre se reunieron con el Director Nacional del SAG para conocer cómo operará la iniciativa.

 El sistema desarrollado por el SAG es una respuesta oportuna y adecuada, que  permitirá tener nuestras colmenas lejos de los cultivos OGM. Esta herramienta, más los análisis correspondientes, permitirán que nuestras mieles no sólo sigan siendo comercializadas en la Unión Europea y el mundo,  sino que además sean aun más apreciadas por estar exentas de polen OGM, declaró Ítalo Bozzi, presidente de FEDEMIEL (Federación de Cooperativas Apícolas).

Por su parte, Marcelo Rodríguez, presidente de la Red Nacional Apícola, señaló: Valoramos el esfuerzo realizado por el SAG, ya que permitirá que, en el corto plazo, los apicultores puedan conocer el estatus de posible contaminación de sus mieles  por polen transgénico. Rodríguez afirmó además que están trabajando en otras instancias paralelas que, al igual que ésta, permitan fomentar la inocuidad de la miel chilena.

Finalmente, el Director Nacional del SAG, Aníbal Ariztía R., destacó el trabajo conjunto que permitió desarrollar este programa y responder así a las inquietudes de los apicultores y resguardar la continuidad de sus negocios, con el prestigio que siempre han mantenido, tanto en el mercado interno como a nivel internacional.

Gracias al Sistema Geográfico de Consulta Apícola Nacional,  cualquier apicultor debidamente registrado podrá dirigirse a las oficinas SAG a lo largo de Chile, o bien solicitar la información vía un mail especialmente creado para estos fines, y obtener el reporte que determine su cercanía o nivel de riesgo frente a la proximidad de un cultivo transgénico.

Comments are closed.