Celco rechaza negligencia y anuncia una querella

A la destrucción de la planta se suma la pérdida de 20 mil hectáreas de bosques y superficie agrícola destruida. El Diario de Concepción, 04 de enero de 2012.

A la destrucción de la planta se suma la pérdida de 20 mil hectáreas de bosques y superficie agrícola destruida. El Diario de Concepción, 04 de enero de 2012.


El gerente zonal sur de Celulosa Arauco y Constitución y presidente de Corma Bío Bío, Jorge Serón, descartó ayer cualquier tipo de negligencia de la empresa en la generación del incendio, el cual se originó en el exterior de la planta y en forma simultánea.
Por este motivo, anunció que la empresa interpondrá querellas “contra todos quienes resulten responsables por estos hechos, con el objeto de sancionar a los responsables”.
Insistió que todo incendio forestal es fruto de la acción humana, ya sea por descuido, negligencia o un acto deliberado. “Es hora de que el país tome conciencia de la gravedad que representa perder 25 mil a 30 mil hectáreas de plantaciones cada verano por acción humana, ya sea negligencia o en forma deliberada”.
Menos tajante, el encargado de Comunicación Corporativa de Celco, Gabriel Mendoza, sostuvo que, “por ahora, estamos preocupados de enfrentar la emergencia. Ya veremos más tarde las acciones que tomaremos”.
Serón declaró que a las 2.30 de la madrugada del sábado informaron a las autoridades de la ocurrencia simultánea de diversos focos de incendios en terrenos de la empresa. “Nunca ocultamos información a las autoridades ni menos la gravedad de los hechos. Nuestro mensaje siempre fue elmismo.
Quizá algunos medios de comunicación malinterpretaron lo que otros decían, pero ese día a nosotros no nos llamó ningún medio”.
Consultado por la responsabilidad de la empresa en las condiciones naturales que facilitan estos hechos, como suelos secos, Serón recordó las normas de sustentabilidad ambiental que certifican todos los procesos de la empresa, como acuerdos de producción limpia y, el más importante, la norma internacional FSC, hoy en proceso de certificación.
Las pérdidas económicas superarían los US$ 200millones, cifra que incluye la destrucción de la planta (US$160 millones), la pérdida de 22 mil hectáreas de plantaciones forestales, cuyo valor comercial es de US$ 22 millones; y la destrucción de superficie agrícola de trigo, hortalizas y frutales, declaró ayer el economista del Centro de Estudios Regionales Renato Segura.
“A ello se suma la pérdida de unos 2 mil 500 empleos directos e indirectos, que afectarán a más de 10 mil personas en la zona del secano interior, lo que repercutirá sobre todo en el empleo de Ñuble, provincia que se verá duramente afectada”, expresó.
Campesinos afectados El seremi de Agricultura, José Manuel Rebolledo, informó que 226 pequeños agricultores han resultado afectados por los incendios forestales que destruyeron total o parcialmente su infraestructura productiva. La cifra, fruto de un trabajo en terreno de funcionarios de Indap, el Programa de Desarrollo Local y empresas de asesoría técnica, reúne a campesinos de Quillón, Ránquil, Florida, San Rosendo, Yumbel y El Carmen.
Los daños a la infraestructura campesina suman 67 invernaderos, 640 cabezas de animales (vacunos, caballares y corderos), 650 colmenares de abejas, 125 hectáreas de cereales (trigo y avena), 178 hectáreas de frutales y viñas (cerezas, manzanos y olivos); infraestructura como bodegas, tractores, equipos de riego, cercos, centrífugas, motobombas y estanques.
Recuadro :
Impacto menor en empresa La planta destruida tenía una capacidad de producción de 450 mil metros cúbicos y daba empleo a 1.350 trabajadores.
Pero su efecto en los estados financieros del grupo Arauco debiera ser menor, estimó un reporte del Departamento de Estudios del Banco Penta, pues “en febrero entrará en funcionamiento la planta de paneles de Teno y a mediados de 2012 la planta de paneles de Jaguariaíva, en Brasil”

Comments are closed.