Conaf planta dos millones 300 mil árboles en dos años

Plan de Forestación Urbana superó en 31% la meta presupuestada para 2011. Lignum, 23 de enero de 2012.;;;;

Plan de Forestación Urbana superó en 31% la meta presupuestada para 2011. Lignum, 23 de enero de 2012.;;;;


Más de 450 mil árboles sobre lo presupuestado es el resultado del plan de arborización que realizó Conaf durante 2011.
Esto, en el marco del Programa de Forestación Urbana del gobierno que busca plantar un árbol por cada chileno, es decir, 17 millones al 2018. En total, se plantaron 1 millón 902 mil especies el año pasado en el país, lo que significa un 31% más de la meta presidencial para 2011 y que ascendía a 1 millón 448 mil árboles.
"Nuestras expectativas de cumplimiento fueron superadas en un 100% y la obtuvimos en las regiones con un trabajo súper intensivo, a través de modalidades de entrega de plantas con convenios a empresas y a municipios", explicó Andrea Alvarado, directora nacional del Programa de Forestación de Conaf.
La cifra del año pasado logra que se llegue a dos millones 300 mil árboles plantados sumando los de 2010, cuando fue lanzado el programa.
Para 2012 la meta aún es más ambiciosa y supera los dos millones 500 mil árboles. Para ello, Conaf, que a partir de 2011 se hizo cargo del programa que antes era administrado por el Ministerio de Vivienda, está potenciando sus 22 viveros y centros de acondicionamiento que este año debieran producir cinco millones de árboles. El más grande es el vivero de Peñuelas, donde se espera la generación de tres millones de especies. Para 2013 se estima tener plantados ocho millones de árboles más.
Regiones más forestadas
Durante 2011, las regiones más forestadas fueron la de Biobío, La Araucanía y la Metropolitana. En esta última, según explicó Alvarado, se privilegiaron las comunas de la zona sur, con más déficit de áreas verdes como San Bernardo y El Bosque, y donde los municipios debieron postular con proyectos de arborización.
Para la elección de las especies a plantar, Conaf optó especialmente por árboles nativos y dividió el país en tres zonas. En el norte se plantaron chañar, algarrobos y pimientos; en el centro quillay, maitén, belloto y peumo, además de especies exóticas como peral del Japón, jacarandá, crespón y en el sur se optó por coihue, lenga y araucarias.
También se realizaron forestaciones emblemáticas como en Chaitén. "Estudiamos cuáles eran las especies que respondían mejor por el tema de la ceniza volcánica y determinamos que el pino oregón y los álamos eran las especies que más bien se estaban adaptando a esta zona y se plantó 1,5 hectárea", dijo Alvarado. En 2012 se plantarán 30 hectáreas.

Comments are closed.