Exceso de plantaciones en comunas sin plan regulador

Ambientalistas difieren de empresas y piden prevención. ; El 43% de la superficie regional está cubierta de plantaciones, el doble del país. No existe control, dice Codeff; pero el foco es la prevención y la acción rápida, señala la Cmpc. Diario Concepación 05 de enero 2012.


El director regional del Comité de Defensa de la Fauna y la Flora (Codeff), Pedro Arrey, declaró ayer que “la falta de regulaciones sobre la extensión de la actividad forestal ha propiciado un enorme crecimiento de éstas, poniendo en riesgo no sólo bosques, sino también casas y la vida de las personas”.

Arrey recordó que el 42,8% de la superficie regional está cubierta de plantaciones, cifra que duplica a la región que más se le acerca en el país: Maule. “No hay regulaciones sobre el uso del territorio. Algunas comunas pueden tener hasta un 70% de su superficie cubierta por plantaciones forestales.

Lo peor es que sólo se plantan especies introducidas: pino y eucaliptos, de rápido crecimiento, que secan el suelo y contienenmuypoca agua, a diferencia del bosque nativo que presenta una mayor resistencia al fuego”, aseveró.

Esto explica la extrema cercanía de las plantaciones con las viviendas en vastos sectores rurales de la Región, donde incluso sus propietarios han plantado numerosos árboles a su alrededor, con total ausencia de cortafuegos, en muchos casos, como demostró un reciente reportaje de TVN en Ñiquén.

El mayor obstáculo, sin embargo, es la falta de planos renes guladores en muchas comunas rurales de escasos recursos, instrumento de planificación que podría evitar este tipo de situaciones, dice Arrey. “La ley estableció un umbral de cierta cantidad de habitantes para tener un plano regulador y, por lo tanto, muchas comunas pequeñas no lo tienen. Eso es lo que impide tomar medidas de mitigación efectivas como establecer zonas de cortafuegos en torno al perímetro urbano o una adecuada planificación del territorio en función de estos riesgos”.

Flavia Liberona, directora ejecutiva de fundación Terram, critica que los recursos destinados a la protección forestal en Conaf han disminuido constantemente en los últimos años, como quedó en evidencia en Torres del Paine.

Forestales Consultado al respecto, el gerente de Asuntos Públicos de Cmpc, Augusto Robert, manifestó ayer que si bien existen normas que regulan la distancia entre las plantaciones forestales y las viviendas, “no son muy relevantes en situaciones de emergencia como las actuales, cuando tú has visto que en años anteriores el fuego de incendios forestales ha llegado a atravesar los tramos más anchos del Río Bío Bío”.

Para las empresas forestales el foco es claramente otro. Con pérdidas por casi US$ 3 millo renes producto del incendio de mil hectáreas, Cmpc denunció ayer en cambio una serie de focos simultáneos de fuego que afectaron un predio ubicado junto al Lago Lleu Lleu.

Robert insistió en que lo más importante es que el Estado pueda evitar la acción deliberada de este tipo de personas y que éstas reciban la debida sanción. “Una vez que se produce el incendio, lo más importante es la acción rápida y oportuna. Para eso es vi- millotal la coordinación eficiente de los organismos del Estado”.

A la fecha, los incendios forestales en la Región han destruido 220 viviendas y, según evaluó ayer la Corma, 9 mil hectáreas por un valor de US$50 millones. Pero la cifra superaría holgadamente los US$ 200millones, si se suman la destrucción de la planta y el valor de la pérdida de 2 mil 500 empleos directos e indirectos en aquella zona, una de las más pobres de la Región, afirmó el economista de la Universidad San Sebastián, Renato Segura.

Según el gerente de lamacrozona centro sur de Celco, Jorge Serón, “cada año se pierden en incendios forestales más de 25 mil hectáreas, fundamentalmente por acción humana, ya sea descuido descuido, negligencia o acción deliberada.

Eso es algo que debemos terminar de una vez, generando mayor conciencia, pero también a través de la actuación de la justicia”.

Segura también critica la falta de recursos estatales destinados al combate del fuego.

“No puede ser que Conaf cuente con recursos tan exiguos, mientras que el sector privado los tiene en abundancia.

Se requiere una institucionalidad mucho más eficiente y mejor dotada de personal y equipos, si se tiene en cuenta el enorme valor económico que representa el sector forestal”, declaró el académico, quien admite que la proporción de bosques en la Región es demasiado elevada como para no realizar un esfuerzo estatal de envergadura.
 
 
 
 Recuadro : 
 
 Conaf: una institucionalidad en proceso de recambio

La Corporación Nacional Forestal está en plena transición.

En los últimos años la institución se ha visto afectada por la falta de presupuesto y por problemas institucionales en la renovación de material.

Una de sus mejores pruebas fue el insólito episodio de la compra del helicóptero polaco Sokol, varado e inactivo por casi dos años tras su compra, y que hoy, con sus 2 mil 200 litros de capacidad, es uno de los principales combatientes del fuego en Torres del Paine, aunque resulte totalmente insuficiente.

A nivel regional, el senador Alejandro Navarro criticó que se mantenga estacionado y sin operar en el Aeropuerto Carriel Sur un avión súper tanque Neptune, con capacidad de 8 mil litros y equivalente a ocho helicópteros de Conaf.

La empresa Heliworks Ltda., con base en Concepción, Carriel Sur, compró el avión en 2001 y operó hasta 2004, fecha en que la Conaf no le renovó el contrato. “Es inaceptable que la Región del Bío Bío, hoy foco de incendios forestales incontrolables, se dé el lujo de tener estacionado y sin operación un avión con dichas características”.

Mientras, se mantiene en discusión en el Senado (comisiones unidas de Medioambiente y Agricultura) dos proyectos de ley sin mayor urgencia por parte del Ejecutivo, de los cuales uno reformula la institucionalidad de Conaf y otro crea el Servicio Nacional de Biodiversidad y Áreas Protegidas.

Sus críticos aseguran que ninguno de los dos trata el aspecto fundamental: el contenido regional que hace rápidos y eficientes los recursos más cercanos al siniestro

Comments are closed.