Damnificados por el terremoto y tsunami protestan por el lento proceso de reconstrucción

Miguel Barra, dirigente del campamento El Molino, la mayor aldea de damnificados en Chile, se quejó de que "se ha invertido 8.000 millones de pesos pero lamentablemente esa inversión no ha sido para el pueblo". Según cifras del gobierno, las obras de reconstrucción muestran un avance de un 68 %, aunque en materia de vivienda los trabajos alcanzan un nivel de cumplimiento del 47 %. El Mostrador, 27 de febrero de 2012.
Lea noticia relacionada: Damnificados por el terremoto irrumpieron en oficinas del Serviu en Rancagua.

Miguel Barra, dirigente del campamento El Molino, la mayor aldea de damnificados en Chile, se quejó de que "se ha invertido 8.000 millones de pesos pero lamentablemente esa inversión no ha sido para el pueblo". Según cifras del gobierno, las obras de reconstrucción muestran un avance de un 68 %, aunque en materia de vivienda los trabajos alcanzan un nivel de cumplimiento del 47 %. El Mostrador, 27 de febrero de 2012.
Lea noticia relacionada: Damnificados por el terremoto irrumpieron en oficinas del Serviu en Rancagua.


Varias decenas de personas se manifestaron pacíficamente el domingo en la localidad de Dichato, en la región del Bío Bío, por el lento avance de la reconstrucción tras el terremoto del 27 de febrero del 2010, pocas horas antes de que se cumplan dos años de la catástrofe.
Miguel Barra, dirigente del campamento El Molino, la mayor aldea de damnificados en Chile, explicó que unas 150 personas participaron en la movilización, que se celebró en la playa de esa localidad fue arrasada por el tsunami que golpeó el borde costero tras el terremoto de 8,8 grados que causó 156 muertos y 25 desaparecidos, del total de 523 fallecidos.
El dirigente vecinal dijo que la manifestación se convirtió en una “fiesta de conciencia” para poner en evidencia que en Dichato “no hay una reconstrucción verdadera, sino una reconstrucción de cartón”.
“Se ha invertido 8.000 millones de pesos (unos 16 millones de dólares) pero lamentablemente esa inversión no ha sido para el pueblo”, denunció el dirigente del campamento El Molino, donde aún residen más de 2.000 damnificados.
También en Dichato, el ministro de Vivienda, Rodrigo Pérez Mackenna, entregó hoy 91 nuevas viviendas a damnificados por el terremoto.
Barra denunció que estas viviendas fueron financiadas por los seguros privados de los vecinos y acusó al Gobierno de atribuirse su construcción, aunque el ministro descartó esta posibilidad.
“Son viviendas sociales financiadas por el gobierno”, dijo a los periodistas Pérez Mackenna, quien agregó que “la reconstrucción va a buen ritmo entendiendo que es una obra de cuatro años”.
Según cifras del gobierno, las obras de reconstrucción muestran un avance de un 68 %, aunque en materia de vivienda los trabajos alcanzan un nivel de cumplimiento del 47%.
Este lunes se celebrarán misas y ceremonias religiosas en varios puntos del país, especialmente en las zonas más castigadas por la catástrofe, para conmemorar los dos años del terremoto.

Comments are closed.