Declaración Pública del Consejo de Defensa de la Patagonia

28 de febrero 2012. Ante las infundadas declaraciones del Ministros de Salud. Sr. Jaime Mañalich, quien persiste majaderamente en confundir y distraer a la opinión pública de los temas relevantes apuntando a Patagonia Sin Represas como un “agente interesado” de carácter externo que estaría detrás del actual Movimiento Social en Aysén, quisiéramos expresar lo siguiente:


La Campaña Patagonia Sin Represas se inicia en el año 2007, a través del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP), una coalición que hoy reúne a más de 70 organizaciones locales, nacionales y extranjeras, unidas solidariamente en oposición a los proyectos de mega represas en la Patagonia chilena. Las raíces y espíritu de esta campaña han estado desde siempre radicados en la región de Aysén, y desde ahí se han desbordado al resto del país, constituyéndose hoy en un gran movimiento ciudadano, que incluso ha traspasado nuestras fronteras.

Cuando la Campaña Patagonia Sin Represas concita un mayoritario apoyo y sus organizaciones y miembros son partes de una comunidad viva y actores participes del destino de Aysén, nadie puede extrañarse de que estos coincidan en otras instancias ciudadanas. Es una falta de respeto del Ministro Mañalich y una ceguera del gobierno hacia el Movimiento Social por Aysén, insinuar que las movilizaciones en la región son producto de maquinaciones de grupos o “agentes externos”,  no aceptando que haya legítimas demandas ciudadanas, ignoradas y desatendidas por muchos años con la consecuente frustración acumulada, y más aún negar que la ciudadanía sea capaz de organizarse y expresar sus reivindicaciones de manera autónoma. Por lo mismo, es absurdo atribuirle a Patagonia Sin Represas un poder y capacidad operativa que no tiene, buscando a través de estas asociaciones simplemente deslegitimar ambos movimientos. 

Nos parece que el Ministro de Salud tiene hoy tareas más importantes y urgentes en sus manos que dedicarse a labores de inteligencia, donde ha demostrado una vez más no tener competencias, debiendo mejor abocarse a encontrar algunas pistas para resolver las significativas brechas de salud existentes en Aysén.

Las regiones del país esperan soluciones eficaces, concretas y reales a demandas que han sido postergadas por décadas. Es un error simplificar el origen y las expectativas de los movimientos sociales que surgen a todo lo largo del territorio nacional. Apuntar a una solución real de los conflictos implica, primero que todo, un cambio profundo respecto la manera en que se abordan.

Consejo de Defensa de la Patagonia
www.patagoniasinrepresas.cl


 

Comments are closed.