Desbaratan negocio que extraería hielos de glaciar en Aysén para vender agua en Europa

Investigación de la Fiscalía de Cochrane y la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente de la PDI. Hoy se solicitará formalizar por hurto al dueño y al representante de una empresa en Santiago, y a tres jefes de embarcaciones de la zona. El Mercurio, 21 de marzo 2012.


La idea era extraer hielo del glaciar Jorge Montt, en Aysén, y vender agua mineral en Europa. Contrataron tres embarcaciones en la Caleta Tortel para conseguir los témpanos que flotaban a la deriva en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins, que luego trasladarían a Santiago.

Pero el negocio no funcionó. Cuando el hielo iba camino a la capital, el 26 de enero pasado, un control de Carabineros detuvo la carga en la ciudad de Cochrane. Entonces quedaba en evidencia el hurto de los trozos del glaciar, mas del incipiente comercio no se sabía.

Fue una investigación de la Fiscalía de Cochrane y de la PDI, que se inició al día siguiente, tras una denuncia de la Conaf, la que descubrió lo que estaba detrás de este hurto.

En esa causa, el fiscal local de Cochrane, José Mori, pedirá hoy una audiencia para formalizar a cinco personas: al propietario y al representante de una empresa de Santiago, quienes viajaron a la zona para conseguir el hielo, y a los tres individuos que prestaron sus embarcaciones para llevar a cabo la sustracción.

Según un informe que la PDI envió al Ministerio Público, las tres barcazas partieron desde la Caleta Tortel al parque. Allí, unos trabajadores madereros que fueron contratados para la faena comenzaron a sustraer trozos del ventisquero de entre 30 y 50 kilos desde la zona sur de la isla Faro. Así se hurtaron 5,2 toneladas de hielo.

El subprefecto Sandro Gaete, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente de Aysén, explicó que "la empresa iba a hacer un estudio para ver la posibilidad de comenzar a exportar agua milenaria al extranjero, y de vender hielo en restaurantes del sector oriente de Santiago para su consumo con bebidas alcohólicas".

"Se pudo establecer, mediante el uso de GPS y el análisis de la declaración de un testigo, que los hielos habían sido sustraídos desde un sector que está protegido por ley, dentro de los límites del Parque Bernardo O’Higgins", agregó el policía.

Una vez establecido el ilícito, el fiscal Moris decidió judicializar el caso. Los cinco investigados serán imputados por hurto simple dentro de un parque nacional, delito que tiene penas de entre 541 días y cinco años, más multas de entre 11 UTM y 15 UTM (de $433.530 a $591.180). Sin embargo, no se descarta que se aplique la Ley de Monumentos Nacionales, que mantiene las condenas, pero que eleva las multas hasta 200 UTM ($7.882.400).

La tripulación que recogió los hielos no será formalizada, por cuanto se estima que se embarcaron sin tener conocimiento del ilícito. A ellos se les dijo que la empresa contaba con las autorizaciones para ese trabajo.

El fiscal Moris informó que "la empresa ofrece hielo y agua (embotellada), pero señalan que es el primer cargamento que sacaban. Por lo mismo, no existía exportación previa, sino que se iba a ‘tantear’ el producto para analizar los primeros pasos a seguir.

"Si bien existe la idea de negocio, este nunca se habría llegado a concretar más allá de la extracción del hielo", concluyó.
No se autoriza la extracción en ventisquero Jorge Montt

Tras conocerse la incautación de los hielos extraídos desde el ventisquero Montt, la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas -encargada de las concesiones marítimas- aclaró que en la zona no existe ninguna solicitud ingresada, y menos aprobada para extraer hielo desde ese lugar.

Esto porque, de acuerdo a la microzonificación del borde costero vigente para la Región de Aysén, se trata de una zona de protección ecológica. Por lo tanto, si se pidiera formalmente tramitar una concesión de este tipo, ésta tampoco podría ser aprobada.

A ello se suma que el hielo fue extraído desde un parque nacional. Al respecto, el fiscal Moris explica que sobre la base de la Convención de Washington, ratificada por Chile y que vela por la conservación de la naturaleza y la preservación del patrimonio ambiental, está prohibida toda comercialización de especies sacadas de áreas protegidas. "Solo se pueden intervenir para extraer especies para efectos de investigación científica, y tras una serie de autorizaciones", aclara. 

 

Comments are closed.