En 2050 el mundo necesitará 50% más agua, sin contar los millones de personas que hoy no la tienen

Reunión en Marsella, Francia. El ministro de OO.PP., Laurence Golborne, fue uno de los participantes del Foro Mundial del Agua. Aseguró que Francia está asesorando a Chile para construir carreteras de agua. El Mercurio, 15 de marzo 2012.


Controversia produjo la declaración acordada por ministros y representantes de 130 países en el Sexto Foro Mundial del Agua que se desarrolla en Marsella, Francia, hasta el sábado. Quienes se oponen al documento alegan que no define el acceso al agua potable y al alcantarillado como un derecho humano universal.

En la declaración hay un expreso compromiso a "acelerar el acceso al agua potable y el saneamiento por todos los medios apropiados", pero para muchos es un retroceso porque desdice el planteamiento que hizo Naciones Unidas en 2010 sobre el recurso.

El matiz no es menor si se considera que el objetivo del encuentro es justamente analizar cómo el crecimiento de la población y el cambio climático están amenazando las reservas hídricas del planeta. Según un estudio de Unesco, actualmente más de 800 millones de personas no tienen acceso a agua segura, mientras que la OCDE asegura que para 2050 el mundo demandará 50% más de agua.

Felipe Quispe Quenta, ministro boliviano del Medio Ambiente, se convirtió en la principal cara de los opositores al documento no adhiriendo a él. "No acompañamos esa declaración porque creemos que estimula la privatización de los servicios del agua", aseguró a AFP. Esto porque Bolivia plantea que debe ser obligación de los estados garantizar y gestionar el derecho al agua.

Pero el desacuerdo no quedó ahí. Según periodistas que estaban en la sesión, luego de que el ministro boliviano alegara la ausencia de términos como "justicia social" y "derecho al agua", su micrófono fue apagado, por lo que no pudo continuar con su intervención. La razón habría sido la falta de tiempo.

Aunque el problema es mundial, las soluciones no lo son, por eso la importancia de atacar la escasez del recurso desde distintos flancos.

Francisco Meza, director del Centro de Cambio Global UC, dice que en el actual escenario de sequía que enfrenta la zona centro norte de Chile, se pueden hacer cálculos bastante razonables de disponibilidad de agua, pero si se va al detalle la situación se complica. "No sólo hay un déficit de capacidad estructural instalada, sino también de datos y de gente que genere conocimiento", aseguró tras el lanzamiento de la red Aquasec, que reúne investigadores en torno a la seguridad hídrica en las Américas.

Para solucionar esto, dice el investigador, un ejemplo a seguir podría ser lo que hace España, donde una autoridad central vela por toda la administración del recurso, incluidos los derechos de agua. Y un segundo podría ser Australia, donde viven en un constante estado de sequía. Independientemente de lo que se haga, el problema es que las medidas ya están muy atrasadas, concluye.

Ministro Golborne dice que Chile podría tener "carreteras de agua"

El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, fue parte de los más de 80 secretarios de Estado que participaron en el Foro Mundial del Agua. Compartió escenario con representantes de México y Brasil; y además de reuniones con sus pares de Israel, Uzi Landau, y España, Miguel Arias, también afinó detalles para la eventual instalación de "carreteras de agua".

"Esta semana hemos concretado reuniones con varias empresas que están trabajando en esta tecnología. El gobierno francés ha puesto fondos de investigación para poder trasladar agua a través de estos verdaderos ríos submarinos llamados carreteras de agua", dijo el ministro a "El Mercurio".

El estudio que están elaborando empresas francesas específicamente para Chile, estaría listo en julio. Su objetivo es ver la factibilidad de impulsar agua desde la cuenca del Maipo o el Tinguiririca, por ejemplo, hacia la zona de Copiapó. Incluso, estas carreteras de agua no sólo podrían extraer el recurso desde ríos, sino también de plantas de desalinización, otra de las tecnologías que está siendo estudiada fuertemente por el Ministerio de OO.PP.

Las pruebas están concentradas especialmente en la zona de Copiapó, donde las napas subterráneas ya están agotadas. "Tenemos que analizar cuánto valen y lo que significan desde el punto de vista medio ambiental y de abastecimiento", dijo.

 

Comments are closed.