Ministra Benítez estima que a 2017 todas las fundiciones deberán cumplir nueva normativa

En el Ministerio del Medio Ambiente aún definen si se exigirá un 95% o un 96% de captación de emisiones de SO2. Diario Financiero, 21 de marzo de 2012.

En el Ministerio del Medio Ambiente aún definen si se exigirá un 95% o un 96% de captación de emisiones de SO2. Diario Financiero, 21 de marzo de 2012.


En el Ministerio del Medio Ambiente confían en que el próximo 30 de abril se presentará el anteproyecto que busca implementar una inédita norma que regule las emisiones de las fundiciones de cobre.
“Nuestro objetivo es que todas las fundiciones queden con una performance bastante similar y que nosotros esperamos sea entre un 95% y un 96% de captura de dióxido de azufre (de SO2). Estamos todavía en ese proceso de definición”, señala la ministra del ramo, María Ignacia Benítez.
Puntualizó que el anteproyecto va a estar acompañado de un análisis de los costos asociados al marco regulatorio que se establezca, razón por la que todavía no está definido el valor exacto, aunque “para las fuentes nuevas sin duda el límite va a ser de 98%”.
La secretaria de Estado añadió que en el caso de las fundiciones, al igual como se hizo en la norma para termoeléctricas, se van a requerir plazos de adecuación. 
“Nosotros creemos que el plazo de adecuación debería ser del orden de cinco años como máximo, no obstante, muchas inversiones se empezarían a hacer una vez que esté publicada la norma. En 2016-2017 deberían estar todas adaptadas”, dice.
Y es que esperan que una vez publicado el anteproyecto se inicie la participación ciudadana que tiene plazo de 60 días hábiles, para que posteriormente el texto definitivo sea visado por el Presidente, posiblemente, durante el segundo semestre de 2012.
Monitoreo continuo

La titular de Medio Ambiente adelantó que “nos gustaría que la norma considerara un mecanismo de monitoreo continuo de emisiones de las chimeneas para aquellas que estén cerca de la población –Chagres, Ventanas y HVL o Paipote-, para poder hacer un buen seguimiento de los impactos que están teniendo”.
En tanto, el jefe de la oficina de asuntos atmosféricos del Ministerio del Medio Ambiente, Marcelo Fernández, destacó que “los niveles de inversión superarán los 
US$ 500 millones”, añadiendo que “en este proceso se tomó también la norma de arsénico e inició un proceso de revisión de forma tal de incorporar algunos criterios de eficiencia regulatoria y poder entregarle al sector una sola regulación integral”. 
Actualmente, las siete fundiciones existentes -Altonorte, Chagres, Chuquicamata, Potrerillos, Caletones, Ventanas y Paipote- emiten más de 392.000 toneladas de S02 y con la norma se prevé que bajen de 200.000. De ellas, destaca Chagres, de Anglo American, que tiene el nivel de captura más alto (96,5%).

Comments are closed.