Reserva de la Biósfera en Ñuble aún no tiene planes de conservación

Casi nueve meses después de que la Unesco declarara al corredor biológico comprendido entre el norte de los Nevados de Chillán y la Laguna del Laja, es decir toda la cordillera de Ñuble, como Reserva Mundial de la Biósfera, recién el Estado de Chile comenzará a trabajar en serio para abordar las tareas que se deben ejecutar en la zona con el fin de preservarla. La Discusión de Chillán, 29 de marzo 2012.


En rigor, en octubre de 2011 el intendente Víctor Lobos del Fierro dictó el decreto que constituye el Consejo de Gestión de la Reserva. Sin embargo recién hoy en la gobernación se reunirán representante de diversos estamentos estatales y privados para definir lo que se hará en el territorio.

Hasta ahora, alcaldes y organizaciones civiles que debieran tener un rol protagónico en las actividades que se deben acordar para la sustentabilidad de la zona no tenían mayor conocimiento del referido decreto, ni de las acciones que se desarrollarán.

Frente a las decisiones que adoptó la autoridad, que fueron conocidas recién la semana pasada, una serie de representantes de organizaciones ambientalistas comenzaron a intercambiar antecedentes, y en definitiva, a ponerse de acuerdo para tratar de formar parte del consejo asesor.

Rossana Sandoval, experta en el tema de la conservación, sostiene desde Pinto que por cuenta propia y ante el silencio de autoridades comenzó un trabajo con otros líderes ambientales, que espera que concluya en la exposición de ideas que permitan asegurar la sustentabilidad ambiental del corredor.

La ambientalista de Los Lleuques indicó que es necesario que no sólo las autoridades tengan voz y voto en el consejo, sino que la sociedad civil y sobre todo las personas que están directamente vinculadas con el territorio.

El alcalde de Pinto, Fernando Chávez, quien sólo en los últimos días recibió antecedentes sobre la instalación de la mesa, manifestó que en la comuna existe “sensibilidad frente al tema y como comuna estamos interesados en que el corredor sea protegido para el disfrute de las futuras generaciones”.

El alcalde de San Fabián, Cristian Fernández, en tanto, manifestó que “ojalá la declaración de la intendencia y la creación de la mesa de gestión no sea un mero saludo a la bandera”.

El edil recalcó que hasta ahora el Estado de Chile no ha apoyado claramente el desarrollo de los espacios naturales que la Unesco declara como Reserva de la Biósfera. “Si analizamos los antecedentes vemos que se aprueba La Punilla, que mutilará todo un territorio afectando gravemente el ecosistema cercano. Además se aprueban concesiones de explotación geotérmica y mineras que necesariamente tendrán efectos sobre el entorno, si es que se desarrollan grandes complejos industriales”, declara Fernández.

Además, en la zona de influencia de la Reserva, en San Fabián, Coihueco, Pinto, El Carmen y Yungay, existe una serie de proyectos energéticos en diverso grado de desarrollo que pueden afectar la calidad del entorno.

En estas condiciones señala Rossana Sandoval es necesario que la sociedad civil sea una contraparte frente a las autoridades y presione para que proyectos de gran impacto no se ejecuten.

 

Comments are closed.