San Pedro de Melipilla, la comuna de la Región Metropolitana que sufre la extrema escasez de agua

Hoy en día la comuna se encuentra con graves problemas de abastecimiento de agua para la bebida y el riego de sus predios. Los vecinos apuntan a la gran industria por la gravísima escasez del vital elemento en la zona. La Tercera, 20 de marzo de 2012.

Hoy en día la comuna se encuentra con graves problemas de abastecimiento de agua para la bebida y el riego de sus predios. Los vecinos apuntan a la gran industria por la gravísima escasez del vital elemento en la zona. La Tercera, 20 de marzo de 2012.


Hasta finales de los años 90 las tierras de la comuna de San Pedro de Melipilla ubicada en los límites de la Región Metropolitana, gozaban de muy buena salud, casi como haciendo honor a los fastuosos tiempos de la gran producción de trigo, carbón y forraje en la zona a mediados de los 60. Los campesinos vivían de la tierra, producían sus propios alimentos e incluso criaban el ganado al amparo de una tierra fértil y sin problemas de escasez de agua. 
El advenimiento de la gran industria en la zona, cambió para siempre el vínculo que tenían los vecinos de San Pedro entre el agua y la vida. Hoy el 80% de los pozos están completamente secos, las norias que entregaban agua a los 6 metros de profundidad, hoy a los 18 metros de excavación sólo proporcionan agua turbia y barro en los casos más extremos. El cambio ha sido dramático, los hábitos domésticos comenzaron a cambiar radicalmente, teniendo por ejemplo que reemplazar la lavadora por la arteza, la ducha del calefón por un tarro de agua y juntar los restos de líquidos para regar las plantas.
Actualmente San Pedro de Melipilla se abastece del acuífero El Yali, las aguas que fluyen de las napas subterráneas aportan al valle más de 2000 litros por segundo, de los cuales el 80% son derechos de agua adquiridos por privados.  Los vecinos apuntan como responsables a las industrias dueñas de estos derechos, que a la vez son productoras de pollos y cerdos en la zona. Argumentan que el crecimiento de su producción en los últimos 10 años, los ha obligado a excavar a más de100 metros de profundidad, llegando a dejar sin agua las norias de gran parte de los habitantes de la zona.

Comments are closed.