Vecinos piden nuevo estudio de impacto ambiental para termoeléctrica que se instalará en Concón

Autoridades de Concón y organizaciones solicitaron a la Intendencia de Valparaíso que exija un informe actualizado a la central que pretende instalarse en el sector del río Aconcagua. "Se están poniendo en juego las fuentes de agua potable de la región", advirtieron. Radio Universidad de Chile, 21 de marzo de 2012.

Autoridades de Concón y organizaciones solicitaron a la Intendencia de Valparaíso que exija un informe actualizado a la central que pretende instalarse en el sector del río Aconcagua. "Se están poniendo en juego las fuentes de agua potable de la región", advirtieron. Radio Universidad de Chile, 21 de marzo de 2012.


Continúa la oposición ciudadana a la instalación de una termoeléctrica en el sector industrial de la comuna de Concón, específicamente en la refinería de petróleo de la empresa Enap.
El Consejo Ecológico Concón, junto al diputado Rodrigo González (PPD), concejales de la comuna y organizaciones vecinales y sociales que defendieron el campo dunar, acudieron a la Intendencia regional para solicitar con urgencia la realización de un nuevo informe de impacto ambiental.
El parlamentario recalcó que la planta es un peligro para la región y especialmente para la comuna, que tiene una hiperconcentración de industrias, lo cual se ha reflejado en diversos episodios de contaminación. El más conocido de ellos, hace un año, cuando los alumnos de la escuela La Greda de Puchuncaví, al norte de Concón, fueron afectados por una nube tóxica proveniente del parque industrial de Ventanas.
González sostuvo que el principal problema que implicará la instalación de esta termoeléctrica en la desembocadura del río Aconcagua será el recurso hídrico: “La planta va a utilizar cantidades ingentes de agua del río Aconcagua, que ha registrado una disminución de diez veces su caudal en el último tiempo, en una región en la cual además tenemos emergencia hídrica. Por lo tanto, lo que se está poniendo en juego son las fuentes permanentes de abastecimiento de agua potable de la región de Valparaíso, cuyo origen, al menos en parte, viene del río Aconcagua”, explicó.
El diputado advirtió que el estudio de impacto ambiental, presentado por la empresa en 2007, está obsoleto y debe adecuarse a las nuevas condiciones y normas existentes.
Similar opinión manifestó Pedro Verdejo, presidente del Consejo Ecológico Concón, quien señaló que “la resolución de la Conama de entonces autorizó la construcción de una planta en un área que está destinada a extensión urbana. Por lo tanto, hay una anomalía que debería estudiarse”.
En segundo lugar, Verdejo indicó que “la resolución obviamente no contemplaba hace cinco años el problema de caudal que en la actualidad tiene el río. Y como tercer punto, consideramos elemental que nuevamente se realice un estudio de impacto ambiental y con la participación de la ciudadanía, porque las condiciones medioambientales de hace cinco años son evidentemente distintas”.
Verdejo recalcó además que la instalación de la planta energética tendrá un impacto económico a largo plazo, ya que todos los esfuerzos para que Concón sea reconocida como una ciudad turística habrán sido en vano.
Por su parte, Elba Arteaga, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, manifestó el rechazo de éstos a la termoeléctrica, principalmente por el uso del agua en una zona de escasez hídrica.
Elba Arteaga subrayó además que un nuevo estudio de impacto ambiental debe contar con una mayor participación ciudadana, sobre todo ahora que hay mayor información a través de las redes sociales.
La representante vecinal señaló, sin embargo, que la empresa estaría dispuesta a actualizar el documento, puesto que así lo habría manifestado en la mesa tripartita que comparten junto a la municipalidad.

Comments are closed.