Alta aprobación logra plan que sienta base de desarrollo urbano en V Región

Consejo Regional respaldó nuevo instrumento regulador intercomunal por 21 votos contra tres. Premval fija el marco para expansión urbana e industrial del Gran Valparaíso. Aborda, además, situación de siete mil familias que viven en campamentos. El Mercurio, 13 de abril 2012.


El "rostro social y sello ambiental" que, según sus promotores, tiene el nuevo Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso (Premval) convenció al Consejo Regional. Por 21 votos a favor, tres en contra y una abstención le otorgó el decisivo respaldo político al instrumento que busca planificar la expansión urbana de ocho comunas de la V Región en los próximos 30 años. Ahora sólo falta que la Contraloría resuelva la toma de razón para que el Premval incorpore 15 mil hectáreas a las zonas urbanas de las cinco comunas del Gran Valparaíso más Puchuncaví, Quintero y Casablanca. Para compensar esta potencial expansión de las ciudades, el instrumento dejó 17 mil ha como áreas verdes, parques y reservas forestales.

Pese al consenso alcanzado, la sesión fue accidentada, debido a que miembros de organizaciones ambientalistas de Quilpué y Quintero, que asistieron como público, abuchearon ruidosamente la presentación. Incluso, insultaron a los consejeros al momento de la votación, acusándolos de responder al interés de las empresas inmobiliarias en vez de resguardar el fundo El Carmen, las dunas de Ritoque y el humedal de Mantagua, de alto valor ecológico en las comunas.

Bases del desarrollo

Pero el presidente de la comisión de ordenamiento territorial del Core, Manuel Millones, que expuso los alcances del Premval a los consejeros, explicó que a las principales riquezas ecológicas y culturales de la región se les dotó de toda la protección que un instrumento de esta naturaleza puede brindar. Tanto Ritoque, Mantagua y El Carmen -como otros dos sitios estimados críticos, en Puchuncaví y en el fundo Las Cenizas- quedaron comprendidos en sectores definidos como áreas verdes, parques intercomunales y con los compromisos de que se impulse su declaración como santuario de la naturaleza.

Pero, además, el Premval busca impulsar la vocación productiva del Gran Valparaíso. Entre sus medidas, reserva 400 hectáreas al sur del camino La Pólvora, para el apoyo logístico del puerto en su rol de salida del corredor bioceánico central. En cuanto a la expansión inmobiliaria turística de segunda vivienda, la apuesta está centrada en la comuna de Quintero, la que concentra el mayor porcentaje de las zonas de extensión urbana, con siete mil hectáreas proyectadas al norte de la desembocadura del río Aconcagua. El caso contrario afecta a Casablanca, en la que se privilegian las subdivisiones prediales que apuntan a su desarrollo vitivinícola.

Otra medida es regular la expansión industrial, congelando el uso del suelo destinado a actividades molestas y peligrosas en Puchuncaví, zona saturada, e incorporando industrias -como las de la ribera del río Aconcagua en Concón- al pago de patentes industriales. La expansión industrial se prevé en Viña del Mar, reservando 277 ha, y en Torquemada, otras 85 ha.

La caducidad de las normas de planificación hace urgente renovarlas, destacó ayer el intendente regional Raúl Celis. La escasez de suelos urbanos encarece los proyectos inmobiliarios y de infraestructura.

La Región de Valparaíso tiene 7.531 familias en condición de campamento, y el Premval también tendrá un impacto social, ya que la imposibilidad de crecimiento "afectaba la posibilidad de construir viviendas sociales para las personas que viven en esos campamentos", dijo el intendente.

Por ello, la autoridad celebró el consenso alcanzado con la Concertación, que es mayoría en el Core. Sólo tres consejeros regionales del PS lo rechazaron en apoyo al alcalde PS de Quilpué, Mauricio Viñambres, quien deseaba mayor resguardo ambiental para el fundo El Carmen.  
 
338.340 habitantes tendrá la comuna de Valparaíso en 2030, según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).
316.154 habitantes alcanzará Viña del Mar en 2030.
62 nuevas vías troncales contempla el Premval: 48 en el área metropolitana de Valparaíso y 14 en el borde costero de Quintero-Puchuncaví.
277 hectáreas de actividades productivas de tipo molesto y 85 de tipo inofensivo se proyectan en Viña del Mar.
447 hectáreas en el camino La Pólvora prestarán servicios a la actividad portuaria de Valparaíso.

Sector de la construcción aplaude respaldo al proyecto

Para la Cámara Chilena de la Construcción, uno de los más graves problemas que debe afrontar la Región de Valparaíso es la falta de suelo para un desarrollo urbano acorde con la creciente presión de los habitantes por contar con una vivienda y con el equipamiento e infraestructura necesarios que garanticen su calidad de vida.

Así lo estimó el presidente regional del gremio, Alejandro Vidal, quien por esa misma razón ayer aplaudió la aprobación del Consejo Regional del instrumento. "Los precios de los pocos terrenos existentes han aumentado sostenidamente en los últimos años, limitando las posibilidades para desarrollar proyectos de viviendas en los principales centros urbanos del Gran Valparaíso", dijo.

"Esto es malo para miles de familias de clase media y emergente que no tienen su casa propia, y también está afectando las viviendas subsidiadas", agregó.

 

Comments are closed.