Comisión de Recursos Naturales inició discusión de proyectos que sancionan la contaminación olfativa

En la sesión estuvo presente el Ministro (s) de Salud, Jorge Díaz, quien se comprometió a estudiar las dos mociones parlamentarias que existen actualmente sobre el tema, mientras que los diputados de la instancia señalaron que también buscarán apoyo en el Ministerio de Medio Ambiente. Camara.cl, 23 de abril 2012.


La Comisión de Recursos Naturales analizó los proyectos de ley (boletines 4982 y 6577) que buscan modificar la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente, estableciendo sanciones para la contaminación odorífica, medida que pretende atender casos como el de la planta de residuos orgánicos de Pelequén o el de Calama, con su planta de tratamiento de aguas servidas, la cual fue incendiada por los propios pobladores desesperados y asqueados del mal olor.

Sobre estas iniciativas, el Ministro de Salud señaló que se está trabajando en el tema de controlar los olores emitidos por fuentes como rellenos sanitarios. “Nuestros técnicos expusieron cuál era la visión que tiene el ministerio y nosotros estamos de acuerdo en que debemos avanzar en la regulación necesaria para este tipo de problemas”, aclaró.

Sostuvo que si bien es un problema que está bajo ciertas subjetividades debido a la percepción que puedan tener las personas respecto de un mal olor, “obviamente a veces se llega a ciertos niveles en que es inaceptable el mal olor, por lo que creemos que tenemos mucho trabajo todavía por delante para ir estableciendo los parámetros para medir esta situación”.

La autoridad además informó que este trabajo será desarrollado en conjunto con el Ministerio de Medioambiente ya que la idea es que la institucionalidad ambiental pueda ir perfeccionándose en este sentido.

Sobre este problema que afecta a muchas localidades de nuestro país, la diputada Cristina Girardi (PPD) indicó que “se supone que la autoridad sanitaria tenía facultad en principio para intervenir cuando hay malos olores por un tema sanitario pero hoy nos dicen que como la ley ambiental no especifica nada respecto de los olores, nadie actúa, entonces en vez de mejorar la situación la vamos empeorando”.

El diputado Fernando Meza (PRSD) dijo por su parte que “insistimos en que esto es un tema de salud pública, un tema sanitario, ya que la acumulación de roedores y de moscas en torno a los malos olores provienen de la descomposición y eso afecta a la salud de la población. No tenemos que esperar que otros países legislen y nosotros nos pongamos a la cola de ellos. Es la obligación de Chile legislar”.

“Este proyecto de ley debiera ampliar el rol fiscalizador de las Seremis de Salud y Medio Ambiente para que las industrias contaminantes cumplan la normativa y no provoquen los malos olores que tanto afectan a las comunidades”, añadió.

En tanto, la presidenta de la comisión, diputada Andrea Molina (UDI), dijo que quedó de manifiesto que existe una gran debilidad en cuanto a tener una normativa para el control de los olores, los cuales generan una serie de daños y conflictos en la plusvalía de los terrenos, la calidad de vida de las personas y en el medioambiente.

“Nosotros creemos que ahí hay que hacer un cambio radical, tenemos que involucrar a estas empresas y que se les exija un estudio de impacto ambiental que los obligue a mitigar, a compensar y no sólo llegar a exigir cierta distancia porque el daño se genera a través de las corrientes de aire, con las que se esparce el olor”, explicó la legisladora.

Parque Nacional Radal/ Siete Tazas

A la comisión también asistió la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, quien denunció la grave disminución del caudal del Río Claro ubicado en la Región del Maule, debido a la supuesta intervención de un particular en las aguas.

La alcaldesa, señaló que el Parque Nacional Siete Tazas, el cual es administrado por CONAF, está siendo afectado por la intervención de un particular que cortó el caudal del río, lo que ha mermado la belleza paisajística del lugar. “Por eso vinimos a solicitar una serie de oficios para aclarar si existen permisos que autorizaran a este particular a hacer lo que está haciendo”.

“Esto viene a matar nuestro ecosistema, nuestro turismo, a destruirnos como comuna porque este era el hito que tenía Molina”, sostuvo e informó que le solicitó la instancia parlamentaria que se hagan presentes en el lugar para que puedan constatar lo ocurrido.

Sobre este problema, la diputada Andrea Molina dijo que “es algo bastante raro, a mí me gustaría poder investigar un poco y saber quién generó esto, porque es grave lo que está pasando” y agregó que se instará a los organismos correspondientes para que se tomen las medidas necesarias.

Por último, la diputada Girardi comentó que esto ocurrió porque aparentemente un dueño de un fundo intervino el cauce del río y a esa persona nadie le dijo nada y el río sigue intervenido y siguen las 7 tasas sin ni una gota de agua, se murieron los peces y nadie está actuando sobre este daño ambiental”.

 

Comments are closed.