Con satélites de la Nasa, expedición estudiará “Gran isla de basura” del Pacífico

En mayo, expertos franceses viajarán a zona; donde se extiende una mancha de desechos de 1,7 millón de km2, para averiguar más de sus características y potenciales consecuencias. La Tercera, 17 de abril 2012.


En 1988, expertos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (Nooa, por sus siglas en inglés) predijeron que en el Pacífico Norte debía haber una mancha de basura, por el sistema de corrientes marinas en el lugar. Sin embargo, sería sólo una década más tarde cuando Charles Moore, un investigador oceánico, certificaría la presencia de esta verdadera isla de plástico, bautizada como la "Eastern Garbage Patch" ("Mancha de Basura Oriental").

Quince años después, Moore asesora una expedición francesa, que el próximo 2 de mayo partirá al lugar para establecer las características de este megabasural, de  1,7 millón de km2 (cuatro veces la superficie de España) y volver a advertir al mundo de sus dramáticas consecuencias.

La expedición partirá desde San Diego (EE.UU.), a bordo de la goleta L’Elan, con la que recorrerán la zona donde se emplaza la mancha. La investigación será dirigida por Patrick Deixonne, oceanógrafo de la Sociedad de Exploradores Franceses (SEF).

La misión contará con la ayuda de dos satélites de la Nasa, Terra y Aqua, que precisarán la ubicación de la mancha y entregarán información de la misma.

Aunque la "Gran isla" (también bautizada "Gran parche de basura del Pacífico", la "Gran sopa de plástico" o el "Séptimo continente") tiene una gran extensión, no es fácil de percibir visualmente, pues la mayoría de los desechos se ubica a 30 m, bajo la superficie, y se trata de plásticos grandes, pero también del tamaño de un grano de arroz, los que están siendo ingeridos por animales y peces de la zona, al ser confundidos con plancton.

En 2008, una investigación de la U. del Sur de California (EE.UU.) determinó que el 35% de los peces recolectados en el lugar tenían plástico en sus estómagos.

Corriente en vórtice

El emplazamiento de esta mancha de basura proviene en un 80% por los desechos que llegan al mar, producto de las alcantarillas, y un 20% por basura marina. ¿Cómo se genera? Por una especie de efecto remolino, provocado por la fuerza de la corriente en vórtice del Pacífico Norte, que gira en sentido de las agujas del reloj y hace que la basura termine almacenada y atrapada en esta zona. De hecho, los vientos del lugar son los que impiden que los desechos se dispersen a las costas. b 

 

Comments are closed.