Conaf intensificará controles a centros de acopio de madera y leña nativa

En la última inspección de principios de abril sólo se detectaron dos incumplimientos a la ley, uno de ellos en Machali y otro en San Fernando. Lignum, 18 de abril de 2012.

En la última inspección de principios de abril sólo se detectaron dos incumplimientos a la ley, uno de ellos en Machali y otro en San Fernando. Lignum, 18 de abril de 2012.


Un importante número de fiscalizadores distribuidos en diferentes puntos de la Región de O’Higgins, dispuso la Corporación Nacional Forestal (Conaf), con el fin de fiscalizar a centros de acopio y venta de maderas aserradas y leña de especies nativas.
La actividad –que se realizó a principios de abril– se enmarcó en una jornada de inspección a nivel nacional, cuyo principal objetivo fue el de incrementar el grado de cumplimiento de la legislación forestal, específicamente de la Ley N°20.283 de Bosque Nativo, cuyo artículo 5° indica que toda acción de corta de bosque nativo, cualquiera sea el tipo de terreno en que este se encuentre, deberá hacerse previo Plan de Manejo aprobado por la Conaf. 
La estricta legislación forestal en su articulo 58° obliga al transportista además o a quien posea un centro de acopio de productos primario (madera aserrada y leña y otros), que acredite el origen legal de los productos transportados o acopiados, a través de Guías de Libre Transito otorgadas gratuitamente por la Conaf. 
Durante la jornada de fiscalización se detectaron sólo dos incumplimientos a la ley, uno de ellos en la comuna de Machali y otro en la comuna de San Fernando, de un total de 75 locales establecidos de comercialización de productos forestales, inspeccionados por funcionarios de la Corporación. “Se visitaron 48 locales en la provincia de Cachapoal, 20 en la provincia de Colchagua y siete en la provincia de Cardenal Caro”, informó Claudio Bascuñan al hacer un balance de la inspección regional. 
Bascuñan destacó que el accionar de la Conaf, en cuanto a educar y difundir la legislación forestal, ha favorecido el cumplimiento de la ley por parte de los comerciantes de estos productos. Sin embargo adelantó “estas actividades se intensificarán en el período de invierno ya que en el caso de la leña, su demanda aumenta considerablemente en otoño, aún cuando la principal oferta comercial es de leña de eucaliptus o de especies frutales”, puntualizó.
En lo que respecta a la madera aserrada, precisó el profesional, la fiscalización se centró en San Fernando, Pelequén, Rancagua y Machalí. Se visitaron barracas y comercializadoras de maderas de especies nativas, entre las que destacan especies tales como raulí, roble, tepa y coihue; estas maderas son provenientes del sur del país y tal como lo indica la ley su transporte y acopio debe acreditarse mediante Guías de Libre Tránsito que emite la Corporación. 
Finalmente, el fiscalizador hizo un llamado a quienes comercializan tanto maderas como leña de especies nativas, a seguir el cumplimiento de la Ley, de esta manera tanto el comerciante como el consumidor final, harán uso de un producto de origen legal, ya que su corta ha sido aprobada mediante un Plan de Manejo, dando con ello sustentabilidad al recurso bosque tanto para el país como a la región.

Comments are closed.