Cuatro aviones harán bombardeo de nubes en III y IV regiones

En mayo comenzarán a operar aeronaves que permitirán aumentar en, al menos, 10% las lluvias. Habrá dos por cada zona, mientras que en la V y VI se realizará por método terrestre.;La Tercera, 26 de abril 2012.
;


Alistando los últimos detalles técnicos para comenzar sus operaciones en la III y IV regiones se encuentran los aviones Piper Navajo de la empresa RG Aircraft que, a partir de mayo, participarán en el plan de bombardeo de nubes impulsado por el gobierno y privados para mitigar los efectos de la sequía.

El programa comenzará en las próximas semanas y se realizará en cuatro regiones: dos en forma aérea y dos con el método terrestre.

En las primeras -Atacama y Coquimbo- se dispondrán dos aviones por cada zona, las más afectadas en el norte por la escasez hídrica. “Pretendemos que a mediados de mayo estén los aviones instalados para aprovechar las primeras formaciones de frentes de mal tiempo, cuyas nubes contengan precisamente agua”, explicó el ministro de Agricultura, Luis Mayol, quien ayer firmó en Copiapó el convenio para iniciar el sistema.

Este consiste en la inyección de yoduro de plata, que permite la generación de precipitaciones artificiales (ver infografía), lo que posibilita aumentar entre un 10 y un 20% las precipitaciones o la nieve, según sea el caso.

“Estos aviones pueden operar con climas severos y debajo de las alas se colocan unos equipos que son unas especies de bengalas que se disparan a las nubes”, dijo Mayol. La inversión es de casi mil millones de pesos en ambas regiones y el sistema operará durante cuatro meses.

Inversión compartida

El programa comenzó a trabajarse en enero por parlamentarios, autoridades regionales y representantes de empresas mineras, agrícolas y sanitarias.

Para el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego, Felipe Martin, uno de los elementos más destacables es la asociación público-privada para concretar el plan, ya que en todas las regiones será financiado en un 50% por el gobierno y en un 50% por los privados. “Este es el primer año que esto se logra y el gobierno se involucró para coordinar esta solución y para que año a año mantengamos el mismo nivel de inversión”, explicó Martin. Agregó que el objetivo es cubrir con los aviones todo el sector cordillerano para también almacenar aguanieve.

Mientras, también se están instalando los equipos en la V y VI regiones, donde el bombardeo será terrestre. Es decir, se instalará una red de equipos también en el sector cordillerano, que inyectarán el yoduro de plata a las nubes.

Según Mayol, en la VI Región el equipamiento ya está instalado y estaría listo para operar en 10 días. El costo es de $ 329 millones. En la V Región se está comenzando la instalación en la zona de Petorca, con una inversión de $ 335 millones.

El gobierno pretende que la iniciativa continúe por tres a cinco años, para generar resultados a largo plazo en, por ejemplo, aumentar los caudales de los ríos.  
 
"Esto no soluciona definitivamente el problema, pero mitiga una situación de sequia que puede ser grave". Luis Mayol, Ministro de Agricultura.
"El objetivo es cubrir todo el sector cordillerano para almacenar aguanieve". Felípe Martín, Comisión Nacional de Riego.


 

Comments are closed.