El calor postergará episodios críticos en la calidad del aire

Metereología: las temperaturas altas inciden en favor de la ventilación en Santiago. Recién en mayo comenzarán a bajar las temperaturas máximas en la capital, lo que traerá una mayor concentración de partículas. La Hora, 03 de abril 2012.


Comenzó a regir la restricción vehicular, la primera medida de la Gestión de Episodios Críticos de Contaminación (GEC) para la Región Metropolitana.

Esta acción llega acompañada de una serie de cambios que se introducen para monitorear la calidad de aire. Este año, la operación del modelo oficial pasó a manos de la Dirección Meteorológica de Chile, que también tiene a su cargo un nuevo equipo llamado Lidar, el que permite medir la altura de concentración de los contaminantes. Y junto a esto, empezaron a funcionar tres estaciones de monitoreo: Quilicura, Talagante y Puente Alto.

Estas son disposiciones preventivas que se implementaron para enfrentar mejor los episodios críticos en invierno.

Luis Salazar, de la Dirección Meteorológica de Chile, indicó que hasta fines de abril se esperan altas temperaturas en la capital, lo que permitirá una buena ventilación del aire. Las mayores concentraciones de emisiones "podrían presentarse a partir de mayo, pues inciden las masas de origen frío, la ausencia de viento y las temperaturas máximas que serán más bajas y llegarán a estar entre los 22 y 23 grados".

Aunque en enero entró en vigencia la norma de calidad del aire que regula el material particulado fino PM2.5 (el más dañino), aún no entra en operación porque requiere modificar el plan, lo que estaría listo en el 2013. "Se supone que este proyecto regiría en diez años más y ya se aprobó, pero faltan pasos para que esté operativo", dijo a La Hora el seremi de Medioambiente, José Ignacio Pinochet.

Además, indicó que para mejorar los pronósticos de alerta, preemergencia y emergencia se trabaja con cuatro entidades en una mesa técnica: el Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente (Sesma), la Universidad de Chile, la Usach y la Universidad Andrés Bello.

 

Comments are closed.