ENAP reactiva proyecto de cogeneración eléctrica en sociedad con Copec

Se están revisando los planes de ingeniería y montos de inversión que demandará la central. Durante los próximos tres meses decidirán si siguen adelante con el proyecto. Diario Financiero, 11 de abril de 2012.

Se están revisando los planes de ingeniería y montos de inversión que demandará la central. Durante los próximos tres meses decidirán si siguen adelante con el proyecto. Diario Financiero, 11 de abril de 2012.


Poco más de seis años después de su primer anuncio, finalmente el proyecto de la cogeneradora eléctrica de ENAP y Copec parece cobrar vida. 
Según fuentes de la petrolera, la compañía retomó los estudios de la central y hoy los socios están reevaluando el proyecto para, principalmente, actualizar los costos que demandaría levantarla, los que en un inicio se alzaban a los US$ 250 millones y que ahora, estarían en torno a los US$ 300 millones.
Las firmas tomarán la decisión dentro de los próximos tres meses para así, de obtener el visto bueno, comenzar con la construcción el próximo año, aunque no se descarta que comience hacia fines de 2011.
El plan de Ricardo Cruzat, gerente general de ENAP, es reducir los gastos de energía que tiene la compañía, que representan cerca de un 50% de sus costos variables. Por ello, desde su desembarco en la petrolera ha empujado con fuerza el proyecto, que en un inicio tenía a la británica British Gas entre sus socios. 
Debido a los altos costos de la energía del SIC desde donde la estatal adquiere el suministro para la refinería de Aconcagua, en Con Con, se ha hecho cada vez más necesaria la central, la que tendría grandes beneficios para la firma.
Uno de ellos es que le permitiría a Enap reducir las emisiones, producto de que funcionarían con energía producida con GNL. Además, por que el gas con el que trabajaría la central es el mismo que hoy utilizan para la elaboración del vapor con el que funciona la refinería.
Otra razón es que en 2013 ENAP renegociará los contratos que tiene con British Gas, reduciéndose el precio que paga hoy, el que llega a unos US$ 16 por millón de BTU. Con la nueva fórmula, podrían disminuir un 50% de los costos en GNL, que hoy llegan a US$ 300 millones. 
Así, generarían ahorros por dos frentes: comprando a un precio más barato y utilizando ese GNL para otros propósitos, el de generar energía –ahorrando lo que hoy gastan el mercado spot- y produciendo el vapor para sus procesos.
Además, señalan fuentes de ENAP, la refinería de Aconcagua utilizaría como máximo unos 50 MW de los 165 MW de capacidad que tendría la central, por lo que el resto se inyectaría al sistema, generando nuevos ingresos. En todo caso, personeros de la estatal cuentan que otra de las definiciones que están tomando es la capacidad misma de la central, la que podría ser mayor a la proyectada. 
Historia de la central

El 30 de julio de 2006 Enap, Copec y British Gas anunciaron la firma de un memorándum de entendimiento para la construcción de la central cogeneradora de Aconcagua. El proyecto obtuvo en 2007 la resolución favorable de calificación medioambiental, pero fue pospuesta por la complicada situación financiera que tuvo ENAP en esa época.
En 2009 British Gas decidió salirse del proyecto quedando sólo Enap y Copec. Finalmente, ante el escenario de costos y de estrechez energética, el nuevo gerente general de la estatal, Rodrigo Cruzat, a su llegada en 2011 decidió reactivar la central.
Hoy, las partes también trabajan en definir el rol de cada uno en la sociedad que tendrá la central. Fuentes de Enap dicen que la firma de los Angelini sería el operador y también el accionista mayoritario, aunque los porcentajes de participación no están claros aún.

Comments are closed.