Multan a transnacional noruega por intervenir playa donde se realiza avistaje de pingüinos

La Capitanía de Puerto de Chonchi, en Chiloé, multó a la compañía salmonera noruega Mainstream-Cermaq, por extraer áridos sin autorización desde el Islote Conejos, al oeste de la comuna de Queilén, y luego enterrar bolsas plásticas con este material para ocultar esta práctica ilegal. En el lugar habitan dos colonias de pingüinos, de Magallanes y de Humboldt-, y durante los últimos años las comunidades costeras e indígenas han realizado turismo de avistaje de aves marinas en este lugar. Sustentable 04 abril 2012.

La Capitanía de Puerto de Chonchi, en Chiloé, multó a la compañía salmonera noruega Mainstream-Cermaq, por extraer áridos sin autorización desde el Islote Conejos, al oeste de la comuna de Queilén, y luego enterrar bolsas plásticas con este material para ocultar esta práctica ilegal. En el lugar habitan dos colonias de pingüinos, de Magallanes y de Humboldt-, y durante los últimos años las comunidades costeras e indígenas han realizado turismo de avistaje de aves marinas en este lugar. Sustentable 04 abril 2012.


Mainstream-Cermaq –de la cual el Estado noruego es socio mayoritario- utiliza las bolsas con arena para hacer contrapeso para sus jaulas salmoneras en el mar. Según la denuncia, Mainstream extrajo del Islote Conejos 300 kilos de áridos y los transportó hasta su centro de cultivo, ubicado a cinco minutos de navegación, en el sector San José de la Isla Tranqui.

En entrevista con Ecoceanos News, el capitán de Puerto de Chonchi, Teniente Daniel Hausdorf Niklitschek, informó que “la empresa salmonera Mainstream fue multada por extraer áridos de una zona en forma ilegal”.

Los permisos para la extracción, procesamiento y transporte de áridos deben ser solicitados a la Autoridad Marítima y otros organismos públicos, incluida la Comisión regional del uso del borde costero y la institucionalidad ambiental. En todo caso, el capitán Hausdorf admitió que no habría entregado la autorización a Mainstream de haberla solicitado porque el Islote Conejos es un lugar con valor turístico y un hábitat de fauna marina.

El capitán de Puerto de Chonchi aseguró que se debe hacer un estudio para determinar si la ilegalidad de Mainstream tiene algún impacto ambiental y a la biodiversidad marina del lugar, en especial a las colonias de los pingüinos.

A fines del 2011 Mainstream-Cermaq presentó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para aumentar la biomasa de dicho centro acuícola, pero su tramitación ha tardado debido a las observaciones presentadas por varios organismos públicos, muchas referidas las consultas sobre la generación y destino final de los residuos y químicos utilizados en la producción. Hoy los lugareños exigen que se evalúe además el impacto que puede generar esta granja marina industrial a la población de pingüinos.

Comunidades locales

La denuncia y persistencia del ex pescador Jorge Loaiza, que ahora realiza actividades de turismo de avistaje de aves, hizo posible que las autoridades navales hayan actuado en la fiscalización de esta empresa. Esto sí, luego de recurrir a varios organismos públicos para denunciar la ilegalidad de la compañía salmonera.

Loaiza que construyó su propia lancha para trasladar a turistas a avistar pingüinos en el Islote Conejos, a una hora de navegación al oeste de Queilén, relató a Ecoceanos News que el lunes 19 de marzo cerca del mediodía se dirigió al Islote con algunos pasajeros del Complejo Turístico Espejo de Luna, y cuando llegó se percataron “que se encontraban dos personas sacando ripio en el mismo lugar donde solían encontrarse los pingüinos, y a no más de 30 metros de los nidos” de estas aves.

“Estas personas habían realizado dos perforaciones para extraer el material y depositarlo en aproximadamente 200 bolsas blancas plásticas de alimentos para salmones. En el islote pudimos avistar dos pingüinos donde estaban los nidos y unos 40 en el mar”, relató Loaiza.

Agregó que ante la denuncia “Subpesca respondió que no sabían sobre la protección de pingüinos y nos derivaron a Sernapesca de Castro, donde sus funcionarios nos pidieron información de lo acontecido, pero no nos volvieron a llamar”.

A diferencia de estas dos oficinas públicas, la Capitanía de Puerto de Chonchi y la alcaldía de Mar de Queilen, sí consideraron la denuncia ciudadana y citaron a declarar a la empresa Mainstream. En principio, “los ejecutivos de la transnacional negaron la denuncia, pero luego de las pruebas comunicaron que habían devuelto el material que habían sacado del islote y dejado todo como antes”, dijo el emprendedor en turismo de intereses especiales.

La acción de los denunciantes no quedó allí y fueron nuevamente al islote a inspeccionar, acompañados de reporteros del canal de televisión local. Jorge Loaiza afirmó que “al llegar al Islote encontramos indicios de las dos perforaciones que habíamos visto con anterioridad, y objetos de madera utilizados para excavar. Aparentemente no había nada más, pero al escarbar con las manos en las perforaciones comenzamos a encontrar unas bolsas con material de ripio y arena que procedimos a desenterrar. Luego nos dirigimos hacia el centro de Mainstream y logramos divisar y fotografiar una gran cantidad de bolsas con material sacado del Islote”.

“Estos hechos fueron denunciados a la Autoridad Marítima, por lo que ésta citó nuevamente a la empresa y se aplicaron las sanciones”.

Cermaq y compromiso en la OCDE

La compañía salmonera de capitales estatales y privados noruegos, Cermaq, reconoció en 2011 ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que sus faenas en la industria del monocultivo de salmón en Chile, no fueron sostenibles antes de la crisis sanitaria de la acuicultura chilena agravada a partir de 2007.

Esta declaración surge en el marco del acuerdo establecido por la transnacional noruega y las organizaciones Amigos de la Tierra y el Foro Noruego para el Medio Ambiente y Desarrollo (ForUM), luego de una queja presentada contra la compañía salmonera por no respetar las Directrices para Multinacionales de la OCDE, en materia ambiental, sanitaria y laboral.

Luego de esto la multinacional firmó un compromiso en el cual señala que “Cermaq se contará entre los primeros en el sector en cuanto a medidas medioambientales, entre las que se incluye contribuir al desarrollo y el uso de tecnologías respetuosas con el medio ambiente”.

En este acuerdo la empresa noruega además afirma que “tomando como base estudios de investigación reconocidos, propios y externos, y con arreglo al ‘principio de precaución’ (tal y como lo definen las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales, inclusive la mención a la ausencia de certeza científica absoluta), Cermaq desarrollará medidas adicionales para reducir al mínimo el riesgo de daños graves al medio ambiente circundante, derivados de sus actividades”.

En esta carta de compromisos en Chile y en los otros lugares donde opera esta multinacional, Cermaq afirma que “respeta los derechos de los pueblos indígenas y tribales en los términos del Convenio 169 y de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (Undrip). La actividad de Cermaq en los territorios indígenas de Chile, Canadá y Noruega se desarrollará en concordancia con las disposiciones recogidas en dichos instrumentos. Cermaq procurará la celebración de acuerdos mutuamente ventajosos con los pueblos indígenas de todos los territorios afectados por sus actividades, inclusive en Chile” .

Comments are closed.