Promueven arborización con araucaria

Velando por la conservación exsitu de la Araucaria araucana, Conaf incentivará las plantaciones de esta especie. Dentro del Programa de Arborización, en el transcurso del 2011 se materializó la entrega de un total de 43.498 plantas en distintas regiones del país. Lignum 18 abril 2012.


Conaf

La Corporación Nacional Forestal, Conaf, incentivará el uso de la especie Araucaria araucana a través de su Programa de Arborización. La información en tal sentido la entregó el director ejecutivo de la entidad estatal, Eduardo Vial, explicando que la iniciativa se llevará a cabo con mayor fuerza en las ciudades ubicadas dentro del área de distribución natural de la especie en las regiones del Biobío, La Araucanía y Los Ríos, donde además se incluirá en los programas de restauración de ecosistemas en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado y en predios de comunidades originarias y locales.

La alternativa de emprendimiento que contribuirá a la conservación de esta especie, sostiene Vial, se basa principalmente en que la Araucaria araucana ostenta el status de Monumento Natural en Chile, al tiempo de contar con una ley de fomento que incentiva la forestación de especies con problemas de conservación, financiando para ello la producción de plantas. Además, el gobierno se encuentra próximo a enviar al Parlamento un proyecto para una nueva Ley de Fomento Forestal, uno de cuyos ejes será la generación de servicios ecosistémicos y el establecimiento de viveros de especies con problemas de conservación, entre ellas la Araucaria araucana.

En el marco del Programa de Arborización que actualmente está siendo ejecutado por el Ministerio de Agricultura, a través de Conaf, cuyo objetivo es plantar un árbol por cada habitante de nuestro país (un chileno, un árbol), con el fin de mejorar la calidad ambiental de nuestro entorno y, por ende, la calidad de vida de la población, la Corporación ha potenciado la entrega de plantas de Araucaria araucana a la ciudadanía.

Dentro del Programa de Arborización, durante el año 2011 se materializó la entrega de un total de 43.498 plantas de Araucaria araucana en distintas regiones del país, siendo la Región de Aysén donde Conaf plantó el mayor número de individuos, alcanzando una cantidad de 38.591, seguido por la Región de La Araucanía, con 4.520 árboles de esta especie.

Para el presente año se tiene planificado continuar e intensificar la entrega de plantas de Araucaria araucana a la ciudadanía, y fomentar su inclusión en las ciudades, aportando de esta forma a través de esta especie al mejoramiento de la calidad de vida por medio de los beneficios que entregan los árboles.

Especie cotizada

La Araucaria araucana es una especie de la familia de las Araucariaceae endémica de los bosques subantárticos de América del Sur, que presenta una distribución natural que va desde el paralelo 37°27’ al paralelo 40°03’ latitud sur, encontrándose restringida a dos áreas discontinuas que abarcan la Cordillera de Los Andes de Chile y Argentina y la Cordillera de la Costa de Chile. Es una especie de lento crecimiento y gran longevidad, pudiendo superar los 1.000 años.

Dadas las características de su madera, la Araucaria araucana ha sido históricamente una especie muy cotizada para la construcción de viviendas, donde se usa para pisos, revestimientos, techos, pilares, ventanas y escaleras. También se ha utilizado para la carpintería en embalajes, cajones, envases, muebles y en la industria para la fabricación de tableros, chapas y cartón de excelente calidad, teniendo además una gran importancia sociocultural, ya que por el alto contenido de hidratos de carbono de sus semillas o “piñones” ha constituido una importante fuente de alimentación para los pueblos pehuenches.

El tipo forestal Araucaria cubre en Chile una superficie de 253.739 hectáreas, de las cuales 91.043 se encuentran incluidas en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Conservación y Protección Legal

En cuanto a su estatus de conservación, actualmente la Araucaria araucana es una especie catalogada como vulnerable, según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el reglamento de la Ley General de Bases del Medio Ambiente de Chile (Ley 19.300, de 1993). Se encuentra, además, incluida en el Apéndice I de la Convención Internacional Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas Fauna y Flora y Silvestres (CITES), y posee la condición de Monumento Natural en Chile desde el año 1976 (D.S. N° 43).

A pesar de la prohibición que afecta el comercio internacional de especímenes, partes y derivados de Araucaria araucana (salvo para propósitos científicos), la exportación con fines comerciales de la especie está permitida y normada por las Resoluciones Conf. 11.11 (Rev. Cop 15) y Conf. 9.19 (Rev. Cop 15) de CITES, las cuales fueron enmendadas específicamente para dicho efecto por reconocerse que la reproducción artificial de especímenes de especies incluidas en el Apéndice I puede provocar un efecto positivo en la conservación de la especie, dado que ello puede constituir una alternativa económica para la agricultura tradicional, al tiempo que podría aumentar el interés por su conservación en las áreas de distribución natural y también reducir la presión que supone la extracción de plántulas desde el medio natural.

A la fecha, Chile cuenta con dos viveros autorizados para reproducir y exportar plántulas de Araucaria araucana, los cuales están oficialmente registrados por CITES de conformidad con la Resolución Conf. 9.19 (Rev. CoP15). Sin embargo, la exportación de especies incluidas en el Apéndice I de CITES es una excepción que requiere demostrar que la extracción de semillas del medio natural no es perjudicial para la especie, el establecimiento de plantel parental y la devolución al medio natural de un porcentaje de las plantas producidas en vivero.

Comments are closed.