Universidades colaboran para mejorar pronósticos sobre calidad del aire

Usach y Unab fueron incluidas en la Gestión de Episodios Críticos con sus modelos para PM 2,5. A partir del lunes se inicia la restricción de cuatro dígitos a vehículos no catalíticos.;La Tercera, 31 de marzo 2012.


A partir de mañana, los capitalinos deberán estar alertas a las condiciones del aire, a las restricciones vehiculares y a las alertas y preemergencias. Esto, porque se iniciará la Gestión de Episodios Críticos (GEC), que implica instaurar medidas permanentes y extraordinarias ante el aumento de la contaminación. El proceso se extiende durante todo el invierno y hasta el 31 de agosto.

A su vez, este lunes comenzará la restricción permanente de cuatro dígitos para no catalíticos en la capital y la prohibición de usar estufas a leña sin sistema de doble cámara.

Y aunque este año empezó a regir la norma de material particulado fino PM 2,5, la calidad del aire se seguirá definiendo por material PM 10. No obstante, los modelos de pronóstico estarán orientados a ambos índices, y se calibró y actualizó el modelo de Joseph Cassmassi, que se utiliza en forma oficial.

La novedad es que este año el Ministerio de Medio Ambiente sumará los modelos confeccionados por dos universidades que llevan tiempo con sus propias mediciones y pronósticos. Se trata de las universidades de Santiago y Andrés Bello.

En la cartera se le ha denominado a la fórmula como "modelo experto", que integrará otros modelos, además del oficial, para mejorar el pronóstico y evitar errores en las decisiones de alertas o preemergencias.

"Este invierno esperamos mejorar la capacidad de pronóstico y enfrentaremos el pronóstico con nuevas herramientas, que incluyen un modelo para pronosticar el PM 2,5 y la incorporación de otros modelos desarrollados por universidades", explicó la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez.

En ambos planteles valoraron la decisión de ser incluidos, ya que cada uno aporta con sus características. En la Usach, el director del Centro Meteorológico, Patricio Pérez, que utiliza el denominado modelo "neuronal", explicó que lo que hacen es integrar de una manera más colectiva la información de las estaciones de monitoreo y se implementan algunas correcciones para que, en caso de altas concentraciones de emisiones, se tenga una mejor predicción. "Que nos incluyan significa una mejoría en la gestión y no encerrarse en una visión parcial, como hasta ahora", dijo Pérez.

Para Marcelo Mena, director del Centro de Sustentabilidad de la Unab, el sello es hacer más preventivo el pronóstico. "Nosotros tenemos un horizonte de cinco días, y la idea es que la autoridad tenga la capacidad de tomar decisiones preventivas y no reactivas, es decir, prevenir los episodios críticos y no reaccionar sobre ellos", explicó Mena.  
 
“Este invierno esperamos mejorar la capacidad de pronóstico”. María Ignacia Benítez, Ministra de Medio Ambiente.


 

Comments are closed.