Vecinos de Pelequén denuncian que planta de lodo continúa funcionando

A pesar del anuncio del cierre de planta de lodos en Pelequén, continúa la polémica por los malos olores y molestias denunciadas por los vecinos. Este viernes, las autoridades revisarán la evaluación ambiental de la planta, mientras dirigentes vecinales aseguran que la empresa sigue funcionando. Radio Universidad de Chile.cl, 12 de abril 2012.
Lea noticias relacionadas: Ministra Benítez asegura que gerente de planta en Pelequén pidió que “no los fiscalizaran demasiado”. – Empresa Colhue decide presentar plan de cierre definitivo de la planta de lodos en Pelequén;- Vecinos de Pelequén afirman que la planta de lodos sigue funcionando.


A sólo dos días de que el dueño del Centro de Manejo de Residuos Orgánicos Colhue S.A, Germán Pardo, anunciara el cierre de la planta hasta que se resuelva el conflicto con los vecinos de Pelequén, continúa la discusión sobre las molestias que ésta genera.

Durante el fin de semana pasado, hubo intensas movilizaciones de los pobladores lo que incluso el domingo generó un taco de 40 kilómetros en la Ruta 5 Sur, en protesta por la pestilencia y la presencia exacerbada de moscas, entre otros problemas sanitarios.

El diputado Juan Luis Castro, quien interpuso un recurso de protección a favor de los vecinos, criticó la decisión del empresario, asegurando que tiene relación con el inicio, este viernes, del trabajo de la Comisión de Evaluación de Impacto Ambiental que revisará las irregularidades.

“Esta es una escaramuza de la propia empresa, que ad portas de la decisión del Consejo de Evaluación Ambiental que un 99 por ciento ya viene encaminada a cerrar la empresa, se adelanta para parecer ellos tomando la iniciativa frente al cierre inminente que se va adoptar por resolución oficial y administrativa. Lo importante es que este cierre no sea temporal, sino definitivo”, indicó Castro.

El parlamentario se basa en el artículo 80 del Código Sanitario que establece que los seremis de Salud tienen la facultad de clausurar un recinto donde se hace tratamiento de desechos sólidos o líquidos y que contaminen el entorno, con personas que sufren efectos colaterales por ello.

El diputado socialista, quien visitó recientemente la localidad de la Región De O’Higgins, asegura que constató en terreno el hedor en el aire, en una zona que abarca casi un kilómetro alrededor de los depósitos de lodo contaminado.

Según el médico, también hay contaminación de napas subterráneas y una serie de infecciones en niños y adultos, registradas en el consultorio de Pelequén, sobre todo, de gastroenteritis en forma reiterada durante el último año, ante la indolencia de las autoridades que sólo se conmovieron con la toma de los caminos.

Además, a pesar del anuncio realizado por Colhue, vecinos de Pelequén aseguran que la planta sigue funcionando, ya que han visto movimiento de camiones, y exigieron respuestas definitivas.

Desde el punto de vista técnico, Patricio Reich, experto en ingeniería de olores, recalcó que actualmente existe en Chile una norma metodológica europea para medirlos en el ambiente, aunque advirtió que lo que no hay son límites o una especie de semáforo para catalogarlos.

El ingeniero industrial de la Universidad de Chile sostuvo que la medición más certera depende exclusivamente de la nariz humana, a través de unidades de olor por metro cúbico. Para ello, se saca una muestra del aire, información que se inserta en un olfatómetro, a través de seres humanos, o mediante paneles o grupo de personas que caminan en una grilla para levantar un mapa de olores.

El especialista de de The Synergy Group recalcó que en cualquier organización o industria vulnerable a la problemática de los olores se puede realizar un estudio de impacto odorante, sacando una muestra que se inserta en un software que toma en cuenta la meteorología, la hora del día y las distancias, para determinar cómo afecta la pluma a diversos poblados. 
 

Comments are closed.