Aprueban segunda mayor hidroeléctrica en Aysén y obras parten en 2013

Central Cuervo requerirá US$ 733 millones de inversión. Tendrá una capacidad de 640 MW y el proyecto contempla otras dos unidades. La Tercera, 09 de mayo 2012.
Lea noticias relacionadas: Río Cuervo: Empresa espera Estudio de Impacto Ambiental de línea de transmisión para 2013;- 5 claves para entender la aprobación de la hidroeléctrica Río CuervoTras aprobación de Cuervo, Central Blanco entrará al SEA.


En segundo semestre del próximo año se iniciarán el movimiento de tierra y la construcción de caminos y embarcaderos.

La construcción de centrales y línea de transmisión partiría en 2015, una vez que se obtengan todos los permisos ambientales. 

Tras dos años y medio de trámite ambiental, ayer la sociedad Energía Austral -Origin con 51% y Xstrata con 49%- obtuvo la autorización ambiental para la construcción de la primera de tres centrales del segundo mayor proyecto hidroeléctrico que se instalará en Aysén.

El proyecto Río Cuervo -ubicado a 45 kilómetros de Puerto Aysén y que ingresó al sistema de evaluación en agosto de 2009- tendrá una capacidad instalada de 640 megawatts y demandará una inversión estimada de US$ 733 millones. El proyecto contempla la instalación de otras dos centrales (totalizando 1.100 MW) y una línea de transmisión, por lo que el costo alcanzaría unos US$ 3.600 millones.

Es el segundo mayor proyecto de la zona, considerando que las centrales de HidroAysén demandarán una inversión de US$ 3.200 millones, para una capacidad instalada de 2.750 MW.

La aprobación de Río Cuervo, que también genera oposición de ambientalistas, no estuvo exenta de exigencias por parte de la autoridad. Pilar Cuevas, intendenta de Aysén, señaló que la firma deberá implementar una serie de compensaciones a la región. Entre ellas, una reducción del 21% en los precios de la energía que pagan los clientes regulados de la región, la construcción de 15 kilómetros de carretera en la ruta X-528, y el desarrollo de infraestructura turística en la zona de Bahía Acantilado. La firma estimó que las dos últimas tendrían un costo aproximado de US$ 7 millones.

Alberto Quiñones, gerente general de Energía Austral, valoró la aprobación ambiental y señaló que, en los 90 días siguientes desde que la firma reciba la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), se formará una mesa de trabajo para estudiar la forma de implementar la rebaja en los precios de la energía. Quiñones señaló que no esperaban que el proyecto enfrente una mayor judicialización, pese a tener recursos pendientes por resolver ante la Corte Suprema. El subsecretario de Energía, Sergio del Campo, señaló que dependerá del Comité de Ministros con competencia ambiental establecer si la aprobación ambiental obtenida requiere modificaciones. “Si hay recursos de reclamación, hay un Consejo de Ministros que tiene que resolverlos. Eso podría significar modificaciones en RCA”, dijo.

Quiñones señaló que la central Cuervo partirá con obras tempranas, es decir, caminos de acceso, construcción de embarcaderos y movimiento de tierra, en el segundo semestre de 2013. Las “obras mayores” no se realizarán hasta tener la aprobación ambiental de las centrales restantes y la línea de transmisión. La demora en el comienzo de las obras tiene relación con la obtención de unos 128 permisos sectoriales, lo que demoraría, al menos, 10 meses.

Energía Austral ingresará en 90 días el estudio para la central Blanco (375 MW), mientras que el proyecto Cóndor se dejó para fines de 2013. La construcción de las centrales se hará en paralelo a partir de 2015, una vez que obtengan todos los permisos. Se prevé que estén en operaciones hacia 2020.

 

Comments are closed.