Concentración de residuos plásticos flotantes en el Pacífico se disparó en 40 años

Contaminación podría tener consecuencias ecológicas insospechadas. La Segunda, 09 de mayo de 2012.
Ver noticia relacionada:;El plástico que flota en el océano provoca un ‘boom’ de insectos marinos ;


La concentración de minúsculos residuos plásticos flotantes en la superficie del Pacífico norte se multiplicó por cien durante los últimos 40 años, una contaminación que podría tener consecuencias ecológicas insospechadas, reveló un estudio publicado este miércoles.
Según el trabajo de investigadores de la Universidad de California en San Diego, entre 1972 y 1987, las micropartículas de plástico (de un diámetro inferior a los 5 milímetros) eran relativamente poco presentas en el "giro subtropical" del Pacífico norte, una zona donde los residuos se acumulan en el punto de encuentro de las corrientes oceánicas que forman un vórtice por el efecto de la rotación de la Tierra.
En más de la mitad de las muestras tomadas en esa época no había prácticamente rastro de residuos plásticos.
Según los análisis efectuados en la misma zona entre 1999 y 2010, la concentración de microplásticos se multiplicó por cien, destaca este estudio publicado por la revista Biology Letters de la Royal Society británica.
La gigantesca placa de desechos flotantes en el Pacífico, que en algunas zonas puede tener varias decenas de metros de grosor, constituye un medio propicio para la reproducción de una especie de araña acuática, la Halobates Sericeus.
A pesar de que este insecto es capaz de vivir en un medio marino, necesita un terreno "sólido" para poner sus huevos y el "continente plástico" le sirve como incubadora.
El resultado es que este insecto, que hasta ahora ponía sus huevos en residuos flotantes como ramas o conchas vacías, está proliferando en el Pacífico norte, advirtieron los oceanógrafos.
Ello podría constituir un maná inesperado para cangrejos, peces e, incluso, algunas especies de aves acuáticas que se alimentan de este insecto o de sus huevos.
Pero el Halobates es también un depredador, al que le gustan el zooplancton y los huevos de los peces, recuerdan los científicos.
"Si la densidad de microplásticos continúa aumentando, las especies que van asociadas, como el Halobates Sericeus, también podrían continuar multiplicándose, quizá en detrimento de sus presas", con el riesgo de desequilibrar el conjunto del ecosistema del Pacífico, advirten los expertos.
Según el Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES), que apadrina una misión que explorará próximamente este "continente de plástico", esta placa de desechos flotantes se extiende sobre una superficie de alrededor de 3,4 kilómetros cuadrados y tiene un peso de decenas de millones de toneladas.

Comments are closed.