CORE Valdivia rechaza proyecto hidroeléctrico Central Neltume de Enel-Endesa en Panguipulli

Por 11 votos en contra -de un total de 13- el Consejo Regional de los Ríos decidió rechazar el proyecto hidroeléctrico Central Neltume que Enel-Endesa proyectaba en Panguipulli, argumentando que; están convencidos que éste daña el desarrollo turístico, el medio ambiente y afecta los derechos de las comunidades indígenas de la zona.
Noticia relacionada: Core de Los Ríos rechaza proyecto hidroeléctrico Neltume.
Conoce los diez proyectos hidroeléctricos en proceso de evaluación ambiental en Chile.


Mediante diversas actas y cartas, las comunidades mapuche Huilliche del sector cordillerano de la comuna de Panguipulli habían reafirmaron su posición en contra del proyecto: “no queremos centrales hidroeléctricas en nuestro territorio mapuche”.
 
El Consejo Regional de los Ríos decidió este medio día en Valdivia, por 11 votos en contra -de un total de 13-, pronunciarse en contra del proyecto hidroeléctrico Central Neltume que pretendían desarrollar Enel-Endesa en pleno territorio de comunidades mapuche, en la precordillera de la comuna de Panguipulli.
 
Así lo ratificó en contacto telefónico el integrante de dicha Comisión evaluadora, Héctor Pacheco, quien aseguró que dicho “proyecto daña enormemente el desarrollo turístico, el desarrollo del medio ambiente y el desarrollo de las comunidades indígenas de la zona”.  Añade que este proyecto “no respeta decisiones ancestrales de pueblos indígenas y que por lo tanto seguirán, como CORE de la región, pronunciándose en contra de este proyecto”; y que esperan similar decisión del SEA, que es el organismo técnico que tiene que pronunciarse finalmente.
 
Pacheco explicó además que este proyecto tiene todavía muchas observaciones y que seguramente irá revisando una a una adenda, con más consultas aún pendientes, y por ende espera que se siga rechazando el proyecto.  Finalmente, reafirmó que seguirán respaldando a las comunidades de la zona de Panguipulli, para que dicho proyecto no se pueda ejecutar en la región.
 
Por su parte la werken de la comunidad Inalfken, Noemí Catrilaf, quien viajó a Valdivia especialmente a presenciar la sesión junto a otros dirigentes, comentó sentirse muy satisfecho por la decisión del Core.  “Me parece muy bien la desaprobación del Core, porque nosotros somos directamente afectados, no como lo presenta Endesa, que dice que no tenemos derecho a voto”.  Agrega que están “en esta lucha con las demás comunidades, en conjunto, para seguir diciendo no a este proyecto hidroeléctrico”, y que tras esta votación se reunirán con el resto de las comunidades para seguir articulándose y trabajando por la defensa de su territorio y el no daño a las comunidades indígenas.
 
Similar posición manifestó el dirigente Guido Melinao, de la comunidad Valeriano Cayicul.  “Me parece bien lo que hicieron los del CORE, porque este proyecto de Endesa no están respetando los derechos de los pueblos indígenas, como lo dice el Convenio 169 de la OIT.  Tenemos que ser consultados todos”, afirmó Milinao, quien también estuvo presente en la sesión y se aprestaba a regresar a su territorio.
El peso de las normativas de estándar internacional
 
Consultado Héctor Pacheco sobre si se habían considerado las normativas de derecho internacional de pueblos indígenas, como es el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Derechos de Pueblos Indígenas de Naciones Unidas, para tomar la decisión, respondió que “efectivamente aquí había que respetar acuerdos internacionales que ha suscrito nuestro país, cosas que no se estaban respetando hasta ahora.  Nosotros vamos a seguir insistiendo que este es un proyecto no debe desarrollarse en nuestra zona”, culminó la autoridad regional.
 
Previo al fallo Hernando Silva, coordinador del Área Jurídica del Observatorio Ciudadano, explicaba que el “CORE debería fijar una posición de oposición al proyecto, por cuanto es contrario a los lineamientos determinados en la estrategia de desarrollo regional, además de adolecer de diversas falencias técnicas y vicios relativos a la situación de los derechos de los pueblos indígenas que habitan en los territorios”.
 
El proyecto Central Hidroeléctrica Neltume, cuyo titular es la Empresa Nacional de Electricidad S.A./ENDESA, cuyo  monto de inversión asciende a los 781,0000 millones de dólares, corresponde a una central de pasada con una potencia aproximada de 490 MW y una generación media anual estimada en 1.885 GWh, según información del SEA http://seia.sea.gob.cl/expediente/ficha/fichaPrincipal.php?id_expediente=5124693&idExpediente=5124693&modo=ficha.
 
Articulación de las comunidades afectadas frente al proyecto
 
El pasado sábado 05 de mayo se reunió la comunidad indígena Inalfken, donde se abordaron las consecuencias en su territorio por el proyecto de la central Hidroeléctrica de Endesa, quedando en acta final la especial preocupación existente por el Nguillatue que se encuentra a orilla del lago y que la empresa propuso trasladar, con un supuesto acuerdo de la comunidad Juan Quintoman.
 
Señalan que siendo también una comunidad que participa de dicho nguillawe,  junto a otras comunidades tales como Inalfken, Valeriano Cayicul, Manuel Curilef, Antonio Curiñanco, Inocencio Panguilef, éstas debían también ser consultadas respecto a este posible traslado del Palenque.  Aunque adelantan que dado dicho espacio ceremonial es parte de un complejo ceremonial más extenso, expresan “su más férrea oposición a dicho traslado”, por cuanto ello significaría "una seria violación" a sus derechos y creencias religiosas como pueblo mapuche.
 
En dicha reunión se acordó además "impugnar el documento suscrito por la comunidad Juan Quintoman, el 16 de marzo de este año, sin considerar al resto de las comunidades y más aún porque quienes suscribieron dicho documento no todos son socios fundadores de la comunidad JQ; además la directiva firmante no habría respetado la opinión de la gran mayoría de la asamblea”.  También acuerdan coordinarse con sus autoridades tradicionales vecinas participes del Nguillatue, para manifestar su oposición del traslado del Palenke y delegan a los dirigentes Rosa Punolaf, Francisco Punolaf y Antonio Catrilaf a que representen dicha posición frente a las diversas autoridades del estado chileno.
 
Mismo tenor tuvo el acta de la reunión –ese mismo día- de la comunidad Valeriano Cayicul, siendo el acta firmada por la comunidad Inalafken, comunidad Tragur, comunidad Coihueco, comunidad Parlamento, además de la asociación Futa Koyagtun Kozkoz Mapu, e integrantes de la Red de Organizaciones Ambientales por la Defensa de la Vida y el Patrimonio Natural y Ancestrales de Panguipulli, junto a representantes del Observatorio Ciudadano.
 
Entregan Carta a Municipalidad
 
El día de hoy las comunidades dirigieron además una carta a la Municipalidad de Panguipulli, donde le representan que a través de acta realizada el 5 de mayo en conjunto con las comunidad Inalfken, Valeriano Cayicul, Manuel Curilef, Antonio Curiñanco y Colotue de Rehueico, manifiestan su oposición e impugnación al documento suscrito por la comunidad Juan Quintoman, la que decidió autorizar -sin considerar al resto de las comunidades mencionadas anteriormente-, trasladar el Palenke donde se realiza el Nguillatun del lago Neltume.  La carta es firmada por Rosa Punolaf Queupumil, presidenta de la Comunidad Indígena Inalafken, cuyo número de personalidad jurídica es el 722 del 11.10.2008.  Dicha carta fue remitida, entre otras reparticiones públicas, al Servicio del Medio Ambiente de Valdivia y la Intendencia de la Región de los Ríos.
 
Oposición de arriendo de terreno a Endesa
 
Por su parte, la comunidad Valeriano Cayicul mediante comunicado público con fecha 05 de mayo, indica que están en desacuerdo con el arriendo de terreno que realizó el particular Osvaldo Ramírez a la empresa Endesa, para que instalen su campamento y chancadora de piedras, al igual que el taller de maquinaria pesada.  El terreno está ubicado al interior de dicha comunidad, cuya operación no fue informada ni consultada a la asamblea, como lo establece el Convenio 169 de la OIT.  Afirman además que se oponen a la central de la empresa por cuanto "nos destruirá nuestra naturaleza y lugar de vida", argumentan.
 
Otras afectaciones de la central según las comunidades
 
Entre otras consecuencias negativas que traería la construcción de la central, las comunidades destacan el desvío del río Puerto Fuy y atravesando la comunidad Juan Quintuman por medio de túneles, para luego dejarlo caer en la comunidad Inalafken del Lago Neltume, haciendo de este modo que los niveles de agua del lago suban a más de su estado normal.  Los terrenos ubicados a orillas del lago, desaparecerían de inmediato, quedando bajo el agua.  Lago que se caracteriza por ser muy limpio, turístico y con mucha vegetación, entregando sustento y trabajo a las familias mapuche de la zona.
 
Además de todo lo ya reseñado, se "está luchando” contra la instalación de las torres de alta tensión que atravesarán las comunidades y que “son muy dañinas para la salud, además del riesgo que se corre por los cables con mucho voltaje de corriente eléctrica.  No queremos centrales hidroeléctricas en nuestro territorio mapuche", finalizan. Firma dicha declaración, Armando Marcial, presidente. 
Por Área de Comunicaciones Observatorio Ciudadano Contacto: 89006510 – 83619208 – 95450900.

 

Comments are closed.