Karukinka ofrece experimentar la soledad inmerso en la naturaleza de Tierra del Fuego

Área protegida de casi 300 hectáreas. El parque, administrado por la Wildlife Conservation Society hace ocho años, suma desde ahora un sendero para caminatas de 34 kilómetros y otro para bicicletas de 193 km en medio de bosques de lenga y del silencio de las tierras al sur del mundo. El Mercurio, 09 de mayo 2012.


Temperaturas de cuatro grados bajo cero y nieve con 20 centímetros de altura auguran que el invierno en la isla Tierra del Fuego será más rudo que el año pasado. Es el pronóstico de quienes trabajan en el parque Karukinka (294.999 hectáreas), situado al sur de la isla y área protegida perteneciente a la WCS (Wildlife Conservation Society).

Karukinka ("nuestra tierra" en lengua ona o selknam) es una reserva que promueve el ecoturismo. Según la directora de la WCS en Chile, Bárbara Saavedra, cada vez habrá más gente que llegue al sur de la isla. "Nuestro rol en esta etapa es ser el patio que recibe a la gente con condiciones de seguridad y paisaje".

A la diversidad paisajística marcada por los bosques de lenga, manadas de guanacos y flora, se suman ahora 34 kilómetros de sendero para caminata y 193 kilómetros de circuito para bicicletas, los que seguramente recibirán visitas desde el próximo verano.

Luego de visitar el parque, el director ejecutivo de la WCS, Steven Sanderson, admite que a pesar de que el trabajo iniciado hace ocho años en esa zona ha establecido un espacio para la conservación en Chile, todavía queda mucho por hacer.

El nuevo sendero en el sector del valle La Paciencia, cuenta Sanderson, fue un sueño que tuvieron desde el comienzo como una forma de mostrarles a los turistas los atractivos del parque. "Se puede andar en la meseta, encima de la Paciencia y ver todo el bosque, las turberas, ríos, los lagos. Y desde el otro lado, es posible llegar por el seno Almirantazgo y ver el paisaje ascendiendo por la montaña. Es un lugar precioso. Hemos pensado por muchos años en un sendero que encierre todo el rango de Karukinka y creo que éste es el más apropiado".

El sendero de trekking , cuenta Bárbara Saavedra, se puede recorrer en tres días con calma y el de bicicleta tiene distintas variantes porque se conecta con los 64 kilómetros de camino por el interior de la reserva. Mapas y otras indicaciones se pueden descargar desde la página web ( www.karukinkanatural.cl ).

El parque Karukinka recibe anualmente un promedio de 200 visitantes, de ellos el 60% son estudiantes de Magallanes y universitarios de diversas zonas del país que aprovechan las invitaciones de la WCS para realizar estudios en el llamado "laboratorio natural".

Sin embargo, los integrantes de la WCS se proyectan al futuro tomando en cuenta la red caminera que se consolidará con la senda que construye el CMT desde el lago Fagnano a Yendegaia.

El desarrollo caminero potenciara el paso de público y por ello, cuenta Sanderson, anticipadamente establecieron un plan de capacitación para los visitantes que considera el manejo de la basura, la prevención de incendios forestales y el respeto por el hábitat de la vida silvestre. "Siempre nuestro compromiso con la gente que venga a Karukinka será para conocer un lugar especial; ésta no es una destinación como cualquier otra", destaca.

Tampoco comparan la reserva con Torres del Paine. "Nuestra meta es otro tipo de ecoturismo, con baja presión de personas. No es un lugar muy grande, pero tiene varios puntos de entrada. Se trata de conocer un lugar que tiene su función ecológica y papel importante en el cambio climático. Para nosotros la persona que llega a Karukinka puede experimentar la soledad inmerso en la naturaleza, sin contaminación. Podrá admirar el paisaje sin encontrarse con otro ser humano", afirma Sanderson. 

 

Comments are closed.