Puchuncavi: Norma de calidad del aire de la OMS es superada 1.000 veces en un año

Seremi Jaime Jamett y expertos hacen dura crítica a exigencia chilena vigente, debido a que es altamente inferior a la establecida por la Organización Mundial de la Salud. El Mercurio Valparaiso, 28 de mayo 2012.


Hasta mil veces en un año las emanaciones de dióxido de azufre (SO2) en la zona de Quintero y Puchuncaví han superado la normativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según informa la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud, sin embargo ninguno de los peaks registrados desde el año pasado hasta ahora han vulnerado la norma chilena.

Durante la semana pasada ocurrieron varios eventos medioambientales en Quintero graves. Peaks sobre los 5.000 ug/m3 alertaron a la población que sigue esperando la modificación a la norma de fundiciones porque la actual no los protege. Incluso la agrupación Oceana solicitó al Gobierno cerrar las industrias emisoras y la diputada Andrea Molina, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, pidió apresurar la puesta en marcha de la nueva normativa.

Pero ¿cómo la actual norma puede ser tan permisiva? En el caso del dióxido de azufre, se rige por el Decreto Supremo 113 del año 2002 para la norma primaria de calidad del aire y establece sólo niveles de alerta en una primera instancia al sobrepasar los 1.962 microgramos por metro cúbico en un promedio de una hora. En segundo lugar establece una alerta al superar los 2.600 y posteriormente hay una tercera fase a los 3.900. Pese a que existe efectivamente esta norma, los peaks ocurridos en Quintero y Puchuncaví han durado menos de una hora, por lo que prácticamente es imposible que puedan sobrepasar la regla simplemente por un detalle técnico.

Sin embargo, lo que recomienda la OMS es bastante menor, en un rango de tiempo más acorde a los peaks que se registran en Chile (500 ug/m3 en 10 minutos). De hecho, el secretario regional ministerial (seremi) de Salud, Jaime Jamett dice que "en un año de calendario exactamente del 21 de mayo del 2011 hasta el 21 de mayo del 2012 las veces en que la normativa de calidad del aire se ha superado son cero".

Tres episodios diarios

En ese sentido, la autoridad sanitaria establece una conclusión que podría sorprender: "Cuando uno hace el ejercicio teórico de establecer cuántas veces por año se han superado los estándares establecidos por la OMS, se puede llegar a un promedio de aproximadamente 3 episodios diarios en días corridos. Cuando uno compara esa situación con lo establecido en la normativa medioambiental vigente se produce una evidente discrepancia".

La actividad de las emisiones del parque industrial prácticamente se mantiene permanente durante todos los días del año, lo que significa según estimaciones de la Seremi de Salud un total de 21 mil toneladas de dióxido de azufre cada año.

Proyecto para norma

En la reunión del comité ampliado para discutir el anteproyecto de la nueva norma de fundiciones en Chile, realizada el pasado 3 de abril, se advierte que desde este mes y hasta julio se realizará la consulta pública para determinar el anteproyecto de la norma y que desde agosto a octubre se analizarán las observaciones formuladas; se elaborará el proyecto definitivo y se presentará finalmente ante el Consejo de Ministros para la sustentabilidad. Luego deberá ser firmada por el Presidente de la República y posteriormente tomará razón en la Contraloría General.

El comité estableció también que las fundiciones de cobre del país aportan prácticamente 4 veces más de dióxido de azufre que todas las termoeléctricas juntas. En el caso de Puchuncaví, un estudio del Inventario de Emisiones de la Región de Valparaíso 2006-2008, determinó también que en ese sector un 68,10% de las emisiones de SO2 provienen de la División Codelco Ventanas. En tanto, el mismo estudio arroja que un 38% de las emisiones de SO2 de la Región de Valparaíso provienen de Codelco. En detalle, también sostiene que en Puchuncaví existe un 55,91% de emisiones de SO2, mientras que a Quintero se emite apenas un 0,03%. Sobre el total regional de emisiones, Codelco contribuye con un 4,64% del material particulado 10; un 6,45% del material particulado 2,5 y un 38% de dióxido de azufre.

"No hay norma horaria"

Por lo mismo, es que incluso varios expertos advierten de la urgencia por modificar la norma. Marcelo Mena, director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales de la Universidad Andrés Bello (UNAB) sostiene que "la norma horaria de Estados Unidos es más baja que la de Chile (130 ug/m3). En nuestro país no existe una norma horaria, sólo hay niveles de emergencia que son muy altos donde una persona sensible no podría exponerse ni por 5 minutos… ésa es la dicotomía. En lugares como Los Maitenes o La Greda hay peaks brutales que bajan rápidamente a cero, entonces no sirve".

El doctor en Química Waldo Quiroz, director del Laboratorio de Química Analítica y Ambiental de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), sostiene que "la norma que existe actualmente es bastante más permisiva que las que se aplican a los sectores residenciales y agrícolas, y Puchuncaví cabe en esta categoría. En la OMS está graficado según sector, y ahora se está aplicando la norma más permisiva en el mundo para sectores industriales en esa zona siendo que debería aplicarse una norma para sector agrícola".

La directora del Departamento de Medio Ambiente de la Universidad de Playa Ancha, Eva Soto, cree que "ha de incluir al menos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que establece límites tanto de emisión promedio anual -orientada a prevenir los efectos de la exposición prolongada- como de emisión máxima en períodos breves; así recomienda un máximo de 20 µg/m3 como media de 24 horas, y un máximo de 500 µg/m3 como media de 10 minutos. Esto, además, considerando que la norma chilena de calidad primaria supera varias veces a lo recomendado por este organismo".  
 
Emisiones y su efecto en la salud

Según el comité que revisa la futura nueva normativa, las emisiones industriales sí producen consecuencias en la salud. En el caso del material particulado 2,5 se advierten riesgos de cáncer a los pulmones y a la tráquea, bronquitis aguda y crónica, mortalidad infantil y prematura, entre otros; el SO2 causa admisión hospitalaria respiratoria y cardiovascular; el arsénico da cáncer a la piel, al pulmón, a la vejiga, mortalidad cardiovascular y muerte fetal.

 

Comments are closed.