Suprema condena a Tribasa a reparar daño ambiental en río Laja

La Corte Suprema condenó a una empresa por el daño ambiental producido por la explotación de áridos en las riberas del río Laja, actividad que provocó una serie de trastornos en las zonas ribereñas. La Nación, 30 de mayo de 2012.

La Corte Suprema condenó a una empresa por el daño ambiental producido por la explotación de áridos en las riberas del río Laja, actividad que provocó una serie de trastornos en las zonas ribereñas. La Nación, 30 de mayo de 2012.


En fallo dividido los ministros de la Tercera Sala, Héctor Carreño, Pedro Pierry, Sonia Araneda, Haroldo Brito y María Eugenia Sandoval acogieron el recurso de casación presentado por el Consejo de Defensa del Estado y determinaron que la empresa Tribasa Cono Sur S.A debe reparar el medio ambiente dañado.
 
La sentencia determina la responsabilidad de la empresa en la serie de daños provocados en terrenos ribereños al río Laja y a raíz de la crecida del cauce por lluvias en junio del 2000 y la condenó a reparar el medio ambiente dañado a través de a realizar las siguientes acciones:
 
a) Proteger la ribera de erosiones futuras, instalando un sistema de tipo enrocado o de gaviones protegidos.
 
b) Mejorar los espigones ejecutados y realizar una limpieza del sector.
 
La decisión se adoptó con el voto en contra del ministro Brito, quien determinó que no correspondía acoger el recurso de casación por estar bien aplicada la ley y la interpretación de la normativa de acuerdo a las reglas de la sana crítica.
 
FALLO
"Que la responsabilidad por daño ambiental instituida en nuestro ordenamiento jurídico persigue que los responsables reparen a sus víctimas de todo daño, obligándolos especialmente a restaurar el paisaje deteriorado. La Ley N° 19.300 en su artículo 51 inciso 1° establece un sistema de responsabilidad subjetivo, pues preceptúa que ‘Todo el que culposa o dolosamente cause daño ambiental responderá del mismo en conformidad a la presente ley’, sin perjuicio de lo cual en el mismo cuerpo legal, en su artículo 52 se instituye una presunción de responsabilidad cuando existe infracción a las normas de calidad ambiental, a las normas de emisiones, a los planes de prevención o de descontaminación, a las regulaciones especiales para los casos de emergencia ambiental o a las normas de protección, preservación o conservación ambientales establecidas en el citado cuerpo normativo o en otras disposiciones legales o reglamentarias", dice el fallo.
 
La sentencia agrega que: "Conforme a la prueba rendida, apreciada ésta conforme a las normas de la sana crítica, se encuentra acreditada la existencia del daño ambiental denunciado por la demandante, consistente en el socavamiento de la ribera izquierda del río en el sector Paraguay y la erosión de la misma que afectó a los predios ribereños en desmedro del hábitat natural con sectores de agua estancada que perduraban a la época de la inspección personal del Tribunal, por lo que, existiendo una infracción a las normas medioambientales por parte de la demandada, según consta en la Resolución Exenta N° 060/02 de 18 de febrero de 2002, incorporada al proceso en respuesta del oficio dirigido a la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región del Bio Bio, por medio de la cual se la sancionó por el incumplimiento de las condiciones bajo las cuales fue aprobada la declaración de Impacto Ambiental del proyecto "Extracción Mecanizada de Áridos río Laja, sector Paraguay", le correspondía a ésta acreditar que no fue responsable del daño establecido".

Comments are closed.