Un millón de árboles nativos se plantará en la zona austral

"Reforestemos Patagonia" es el nombre de la campaña. Revertir el daño provocado por los incendios forestales es una de las metas del plan que apoya la Fundación Imagen de Chile y que recibirá donaciones vía web. El Mercurio, 04 de mayo 2012.


Con la imagen aún latente de las casi 18 mil hectáreas que durante el verano fueron arrasadas por un incendio forestal en el Parque Nacional Torres del Paine, es que la Conaf, junto con distintas organizaciones, públicas y privadas, hoy lanzará la campaña "Reforestemos Patagonia", que busca costear un millón de árboles para las regiones de Aysén y Magallanes.

"Vamos a plantar un millón de árboles en la Patagonia chilena, en lugares que han sido afectados por el fuego, ya sea la última temporada en Torres del Paine o también por los grandes incendios de las décadas de 1930 y 1940 en la Región de Aysén, donde se quemaron más de un millón de hectáreas", dice el gerente de Áreas Protegidas de la Conaf, Eduardo Katz.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Fundación Imagen de Chile, cuyo último estudio sobre el posicionamiento del país en la prensa extranjera mostró que los incendios forestales fueron una de las temáticas que despertaron mayor interés; la Subsecretaría de Turismo y la organización Patagonia Sur, que será la encargada de proveer los árboles y coordinar las cuadrillas de voluntarios.

Las tres especies seleccionadas y recomendadas por la Conaf para la reforestación fueron la lenga, el coigüe y el ñirre, ya que "nosotros conocíamos cuáles se nos habían dañado, cuáles pueden crecer bien, e históricamente estaban en esos lugares", explicó Katz.

La difusión de la iniciativa se realizará a través de redes sociales como Facebook y Twitter, y las donaciones -de US$ 4 o $2.000, equivalentes a un árbol- podrán realizarse a través del sitio de internet www.reforestemospatagonia.cl , para permitir la participación de chilenos y extranjeros.

Otro de los " plus de la iniciativa", según Katz, es que a través de esta plataforma, "cada uno va a saber dónde va a quedar plantado cada uno de los árboles que donó. Creo que la ciudadanía va a tomar esto como un desafío país".

Además del patrimonio, otra de las preocupaciones de las autoridades de la zona es el turismo y la forma en que la reforestación los beneficiará.

Mientras, Jorge Vera, presidente de la Cámara de Turismo de Última Esperanza, considera positivo el plan, la directora (s) del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) Magallanes y Antártica Chilena, María Angélica Olguín, explicó que para la institución "es tremendamente importante ser parte de esta iniciativa, ya que la reforestación hoy cobra mayor relevancia por permitir recuperar la majestuosidad de nuestro paisaje".

La campaña, que se extenderá hasta fin de año, se replicará para otros cinco parques y reservas nacionales de la Patagonia (Lago Carlota, Lago Las Torres, Cerro Castillo, Lago Rosselot y Laguna San Rafael), lo que, según el director nacional del Sernatur, Daniel Pardo, "es fundamental, ya que además de proteger la zona, debemos hacernos cargo del problema y reforestar de forma adecuada. Estas regiones son íconos del turismo del país".  
 
Un millón de árboles busca reunir la campaña.
Tres serán las especies nativas que se utilizarán en la reforestación con esta iniciativa.
$2.000 cuesta cada uno de los árboles, que irán a seis reservas y parques dispuestos por Conaf.


 

Comments are closed.