Ordenan sumario sanitario a plantel porcino de Ñuble

Es el segundo del año por aparente mal tratamiento de desechos. Crónica Chillán, 06 de junio de 2012.

Es el segundo del año por aparente mal tratamiento de desechos. Crónica Chillán, 06 de junio de 2012.


La fiscalización efectuada ayer por el gobernador provincial Eduardo Durán y el representante provincial de la Seremi de Salud, Giancarlo Garbarino, al plantel porcino Santa Josefina en la comuna de Coihueco fue la segunda de este tipo en lo que va del año, ya que en febrero la Comisión de Medioambiente se había constituido en el lugar para constatar si las denuncias de los vecinos sobre los malos olores eran verídicas.
Los resultados tanto en aquella como en esta oportunidad fueron los mismos: se ordenó un sumario sanitario que investigara si existían irregularidades en el tratamiento de los desechos.
Las circunstancias en ambos casos son un tanto distintas, ya que el hedor producido en verano se debía a la putrefacción de algunos cadáveres de cerdos que se hallaban fuera de la fosa, mientras que la razón del mal olor en esta oportunidad se debió al desborde de dicha fosa, producto de las lluvias de la semana pasada, lo que habría provocado que los desechos llegaran hasta un sitio colindate.
"Esta agrícola (Veneto) tiene que adecuar un sistema para el tratamiento de rieles que le permita seguir operando sin causar molestias a la comunidad", expresó la autoridad sanitaria, Giancarlo Garbarino.
De acuerdo a los antecedentes que lograron obtener de la empresa, ya existe un proyecto presentado por parte de Veneto a la Corema (Comisión Regional del Medioambiente), que de hecho se encuentra aprobado, lo cual permitiría que la agrícola en cuestión regularizara sus métodos de tratamiento prontamente.
Uno de los grandes reparos de parte de las autoridades surgió a causa de la ausencia de un incinerador para deshacerse de los restos porcinos, lo que anteriormente se argumentó como un método de conservar la salud de los cerdos, ya que el humo provocaría la creación de dioxinas tóxicas para el consumo humano, por lo que los incineradores estarían prohibidos, lo que Garbarino desmintió totalmente.

Comments are closed.