CDE se querella por usurpación de aguas del humedal de Batuco

Fisco estimó que sequedad de la laguna produjo que hábitat del lugar desapareciera. Se acusa a dos ingenieros de apropiarse de los afluentes, lo que causó el daño ambiental en el lugar donde habitaban más de 70 especies de aves. El Mercurio 21 de julio 2012.
Entrevista Terram relacionada: Batuco: Usurpación de aguas por privados hacen peligrar equilibrio biológico del humedal


La laguna del humedal de Batuco ha sufrido la desecación de un 80% de sus aguas (200 hectáreas), lo que ocasionó la desaparición de gran parte de la flora y fauna del lugar. Ésta es la razón por la cual el Comité Penal del Consejo de Defensa del Estado (CDE) resolvió presentar una querella por el delito de usurpación de agua.

La acción judicial está dirigida contra el ingeniero agrónomo Servando Achurra y el ingeniero electricista Miguel Vargas, a quienes acusan de haber realizado acciones tendientes a "apropiarse de las aguas de los afluentes del humedal Batuco".

En el predio denominado "Resto del Fundo La Laguna de Batuco", Achurra construyó drenes y/o canales que desvían las aguas hacia una piscina artificial, según denuncia el organismo. Esta agua habría sido bombeada hacia la propiedad de la sociedad Inmobiliaria e Inversiones de Quilicura S.A., que es representada legalmente por Vargas, "para ser utilizadas en riego", sin que tuvieran un título legal para hacerlo. Así lo denunció el fisco, que es el propietario y garante de la biodiversidad existente en el lugar.

En este humedal existía avifauna silvestre característica de este ecosistema, tales como taguas, garzas, perritos, pidenes, patos y queltehues, entre otras, que lo utilizaban como fuente de alimentación y para reproducción. Este hábitat ya no existe, por la ausencia del espejo de agua.

Los daños ambientales fueron constatados en diversas visitas de fiscalización efectuadas por los servicios públicos en los meses de enero, febrero y abril de 2010, además en enero de 2011 y en enero de 2012.

El humedal de Batuco es el más importante de la Región Metropolitana y está caracterizado como un área de alta concentración de avifauna acuática residente y migratoria. En el sitio habitan 70 especies de aves. Muchas de estas especies anidan allí, algunas en peligro de extinción.

El lugar ha sido declarado Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad de la Región Metropolitana, así como Zona de Interés Turístico. Por eso, para su protección se establece un período de veda de conservación para anfibios, reptiles, aves y mamíferos silvestres. Su situación había sido denunciada por vecinos del sector, como la organización Batuco Sustentable. La querella la interpondrá el abogado Estanislao Dufey.

DEMANDA
Una demanda por daño ambiental presentó también el CDE en los juzgados civiles.

Comments are closed.