Corte Suprema acogió recurso de apelación en contra de planta de aguas servidas

Interpuesta a favor de unas 7 mil personas de Los Ángeles. El abogado Jorge Nieto recurrió al máximo tribunal luego que la Corte de Apelaciones de Concepción rechazara acoger un recurso de protección, por considerarlo extemporáneo. La Tribuna de Los Angeles, 19 de julio 2012.


La empresa por ahora declinó abordar públicamente el tema, a la espera del pronunciamiento final de la Corte de Apelaciones de Concepción.

La Corte Suprema acogió el recurso de apelación presentado por el abogado angelino, Jorge Nieto Claro en representación de unas siete mil personas del sector poniente de Los Ángeles que reclaman por los olores pestilentes y nauseabundos que –según indican- emanan de la Planta de Tratamientos de Aguas Servidas, ubicada a dos kilómetros de la ciudad, en el sector de Las Lomas de Santa María.

La resolución, que revoca la sentencia dictada por los ministros de la Corte de Apelaciones de Concepción, fue dictada por la tercera sala del máximo tribunal, integrada por los ministros Sergio Muñoz; Héctor Carreño; Sonia Araneda; María Eugenia Sandoval y el abogado integrante, Jorge Lagos.

Atendido lo resuelto, el tribunal penquista, que había desestimando acoger un recurso de protección presentado en primera instancia con fecha 12 de abril de este año, al considerarlo extemporáneo, ahora deberá emitir un pronunciamiento sobre el fondo del asunto debatido, dice la resolución, respecto de la planta, que entró en operaciones el año 2001.

En la acción legal, el abogado Nieto representó a diversas juntas vecinales del sector poniente de la ciudad, que se hicieron partícipes del recurso de protección, a través de los presidentes de las Juntas de Vecinos, Ricardo Carrasco, de la JJVV “Los Pioneros”; Luis Arroyo, de “villa Génesis”; Isaías Quezada, “Futuro” de la villa Lomas de Santa María; Luz María Arias, de “Las Tranqueras” y Marcelo Vergara de la junta vecinal “Buenos Aires” de la villa Los Cóndores”.

En el escrito, se señala que los presidentes de las juntas vecinales, recurrieron de protección en contra de la empresa de Servicios Sanitarios Essbío por la responsabilidad que le cabe a esta última, en los olores pestilentes y nauseabundos que –según indican- emanan de la Planta de Tratamiento, problema que se ha mantenido en el tiempo y que se ha agudizó en el mes de enero último, con lo que ven afectados sus derechos a la integridad física y psíquica, a vivir en un medioambiente libre de contaminación como su derecho de dominio.

En el documento del tribunal supremo, se considera también una carta remitida por la empresa Essbío a los representantes de las Juntas Vecinales de fecha 4 de abril último, donde se menciona una reunión desarrollada el 26 de marzo, donde la empresa se compromete a desarrollar determinadas medidas para el control de olores desde la planta. También se hace alusión, a la protesta realizada por vecinos el 17 de febrero, cuando salieron a la calle con mascarillas y pancartas, para hacer alusión a viva voz, a sus demandas.

En diálogo con La Tribuna, el abogado Jorge Nieto Claro sostuvo que “este grupo numeroso de vecinos de Los Ángeles,
representan entre 6 mil a 7 mil personas, que viven cerca de la planta de aguas-servidas, y en ese contexto, ellos manifestaron, en su oportunidad , una conducta que -a juicio de ellos- , es arbitraria e ilegal, porque atenta contra los derechos fundamentales” –subrayó, al citar los artículos 1,8 y 24 de la Constitución Política.

“Ciertamente que los olores pestilentes alteran la calidad de vida de los vecinos, que no viven tranquilos en sus propiedades” manifestó el abogado Nieto, que hizo alusión además a la reunión sostenida entre vecinos y la empresa.

“Hay muchos vecinos que efectivamente están soportando olores pestilentes, y ello provoca el sufrimiento de estas comunidades, y en ese contexto, nosotros estamos contentos que respecto a ellos, se haga justicia. Ahora corresponde que la Corte de Apelaciones de Concepción proceda a emitir pronunciamiento sobre el fondo del asunto debatido, y en ese contexto, nosotros sabemos que tenemos razón” manifestó con certeza.

En otro orden señaló “la empresa ha tenido una muy buena relación con los vecinos y se ha obligado a realizar y desarrollar acciones tendientes a que los olores cada vez sean menos, hasta que no exista ninguno. Eso debería ser paulatino según el acuerdo asumido en marzo”

Al ser consultada la empresa Essbío, por ahora no abordarán públicamente el tema, a la espera del pronunciamiento final de la Corte de Apelaciones de Concepción.  

Comments are closed.