El salmón Chinook está modificando los ríos del sur

; Esta especie pasa la mayor parte de su vida en el mar, pero al final remonta los ríos para desovar y morir. El Mercurio, 06 de julio de 2012.


Mientras en los ríos del hemisferio norte el salmón rey o Chinook pierde cada vez más su hábitat y se reduce su distribución, en los ríos de la Patagonia de Chile y Argentina su presencia se ha vuelto habitual.
En principio se creyó que se trataba de peces escapados de centros de acuicultura, pero en 2008 una investigación realizada por académicos de la Universidad Austral comprobó que se trata de poblaciones introducidas desde principios del siglo XX para pesca recreacional, o sea, mucho antes de que comenzara su cultivo.
Hoy el espectáculo de los salmones Chinook, que tras pasar cuatro o cinco años en el mar abierto o zonas de estuarios remontan los ríos en busca de un lugar para reproducirse y luego morir, se ha vuelto habitual en los ríos Petrohué, Futaleufú, Allipén, Hueñu Hueñu y Puelo, y es un atractivo turístico, especialmente entre marzo y mayo.
"Muere en el río donde nació o en uno cercano. Por error algunos van invadiendo otros ríos hacia el norte o el sur y así es el mecanismo de expansión", explica el ecólogo Iván Arizmendi, investigador posdoctoral en la Oregon State University.
Pero esta dispersión también genera controversia. Es así como el pez está compitiendo con especies nativas como el bagre. Así lo comprobaron investigadores de las universidades Católica de Temuco y Austral en el río Allipén, donde la superposición en el hábitat de la especie nativa llega al 80%.
Además, a través de su aporte de nutrientes a las aguas al morir (a través de la descomposición de sus cadáveres) también genera un impacto, dice Arizmendi. "La pregunta es cuál es el efecto de esta cantidad de nutrientes que viene del mar y llega a los ríos y que antes no existía, si es utilizada por los ecosistemas ribereños o se diluye y pierde por el arrastre del caudal".
Para verificarlo, Arizmendi y su equipo buscaron la presencia de estos nutrientes en los distintos eslabones de la cadena alimenticia en los ríos, y los encontraron, especialmente en las algas e insectos acuáticos.
La situación tiene un lado positivo. Los ríos en el sur en general son pobres en nutrientes y los retornos de salmón están incrementando su disponibilidad. "Esto implica que podría aumentar la capacidad de estos ríos para soportar más organismos, es decir, más insectos, más producción de algas y, por ende, más alimento para otros niveles superiores.
Pero la otra cara de la moneda es que no se sabe cuáles serán los impactos sobre ecosistemas nativos no acostumbrados a recibir esta carga de nutrientes. "Es probable que las truchas, otros salmonídeos presentes en los ríos, tengan ventajas competitivas respecto de las especies nativas, aprovechen mejor estos recursos y, por lo tanto, puedan desplazarlas", advierte.
Recuadro :
El gran pez
Algunos ejemplares del salmón rey o Chinook ( Oncorhynchus thsawtyscha ) pueden llegar a medir 1,50 metros de longitud y pesar más de 50 kilos.

Comments are closed.