Energía Austral suspende hasta 2013 proceso ambiental de central Cuervo

Proyecto de 640 MW en Aysén fue devuelto a evaluación ambiental tras fallo de la Suprema. Compañía pidió la paralización temporal del trámite para entregar a tiempo el estudio de suelo que solicitó el tribunal. El Mercurio, 14 de julio 2012.


El fallo de la Corte Suprema que acogió un recurso de protección en contra del Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de Aysén, que aprobó el proyecto hidroeléctrico Cuervo (640 MW) de Energía Austral, traerá una serie de cambios en el cronograma de la iniciativa en la Patagonia.

Esto, porque la compañía -perteneciente a Origin Energy (51%) y Xstrata (49%)- decidió suspender el Estudio de Evaluación Ambiental (EIA) de Cuervo hasta febrero de 2013, con el fin de acceder a un mayor plazo para presentar el estudio de suelo donde se ubicará la central que no se entregó en el proceso ambiental, pese a que Sernageomin lo había recomendado para que el proyecto se pudiese aprobar.

Tras el fallo del principal tribunal del país, se decidió que Cuervo retrotraerá su trámite ambiental para que Energía Austral entregue en una quinta ronda de preguntas el informe que, según la Suprema, era esencial para que el SEA de Aysén pudiese votar la hidroeléctrica en la Patagonia.

Según fuentes ligadas a la compañía, la decisión de suspender hasta el próximo año se explica porque el análisis de suelo que debe presentar la empresa demorará cerca de diez meses en ser confeccionado.

Por esta misma razón, agregan las mismas fuentes, esta suspensión es sólo temporal y se espera seguir adelante con el proyecto que contempla construir dos unidades más, Blanco (375 MW) y Cóndor (54 MW) y una línea de transmisión de 800 km, que se extenderá desde la localidad de Mañihuales hasta la ciudad de Valdivia.

Sin embargo, la decisión de suspender el trámite traerá un retraso en el cronograma que se manejaba en la compañía antes del fallo de la Suprema. La última proyección señalaba que la construcción del proyecto completo de 1.000 MW comenzaría en 2015. Esa estimación se aplazaría para 2016.

Además, la presentación del EIA de la línea de transmisión planificado para el segundo trimestre de 2013, también sufriría cambios.

Esto porque la compañía, afirman fuentes ligadas a la empresa, está realizando nuevos análisis del tendido eléctrico, luego que HidroAysén -con quien habían firmado un memorándum de entendimiento para utilizar la misma franja desde Aysén hasta Valdivia- anunciara que evaluará la suspensión de su línea de transmisión mientras no exista una estrategia nacional de energía en el país.

Además, Energía Austral también se encuentra a la espera de que se presente el proyecto de carretera eléctrica pública que enviará el Gobierno al Congreso en agosto. Esta definición podría facilitar el trazado por donde pasará su tendido.  
 
 
US$ 733 mills. es el valor de la inversión de la central Cuervo (640 MW), la primera del proyecto por 1.000 MW que planea construir Energía Austral.
800 km es la extensión de la línea de transmisión del proyecto, que unirá las centrales de la Patagonia con Valdivia.

Comments are closed.