Falta de medidas por el calentamiento global y escasez de lluvias marcan complejo escenario

Autoridades de Gobierno reconocieron una crítica situación en cuanto a la disponibilidad de agua para la zona centro norte del país; por lo que se cuestionó al Ejecutivo por la falta de una política de largo plazo que enfrente el tema, la desigual repartición de los derechos del recurso hídrico y la inexistencia de medidas ambientales que tomen precaución ante lo que podría ser la principal razón de esta situación: el calentamiento global.; Radio U. de Chile 31 julio 2012.


El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, advirtió sobre una crítica situación hídrica en la zona centro norte del país, afectando principalmente a las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins. El secretario de Estado aseguró que la falta de lluvia, sumada a las altas temperaturas en las zonas cordilleranas, agudiza este escenario, que además ya se da por tercer año consecutivo.

Las medidas con que se hará frente a la contingencia van en la línea de priorizar el recurso hídrico para el consumo humano, además del llamado que hizo el titular del MOP a economizar el consumo y tomar conciencia de la situación. Ante esto, la diputada por el distrito 9 de la región de Coquimbo y miembro de la comisión de Agricultura de la Cámara Baja, Adriana Muñoz, lamentó la carencia de políticas hídricas para hacer eficiente el uso del recurso.

Pero la legisladora PPD además criticó que el actual sistema de regulación del agua establece un escenario en el que la totalidad del recurso hídrico disponible está mal distribuido en pocas manos de entes privados.

En este sentido, Adriana Muñoz señaló que “lo más de fondo que tenemos que hacer es un debate sobre el sistema de propiedad del agua. No podemos seguir con un sistema de propiedad privada del agua concentrando y de esta manera un mercado del agua que no está regulado, donde el Estado no tiene facultades para ordenar el recurso, en situaciones de escasez como la que tenemos hoy. Creo que hay que dar una pelea sobre la reforma constitucional del agua y hacer del agua un bien nacional de uso público”.

Coincidió en esto la directora ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, quien acusó poca transparencia respecto de quienes poseen derechos de agua: “Chile tiene una situación compleja en relación al agua, en primer término porque se entregan derechos de agua gratis y a perpetuidad se han entregado históricamente y hoy ni siquiera se cuenta con información fidedigna de quiénes tienen derecho de agua. Por lo tanto, gestionar el agua ya resulta complejo porque el Gobierno no sabe quiénes son las personas individuales o jurídicas, que tienen derechos de agua para distintos usos en cada río”, explicó.

Pero la preocupación de la fundación Terram es respecto del cambio climático, uno de los aspectos más influyentes en la situación hídrica, ante lo que no se han preparado los “instrumentos adecuados” para asegurar el consumo humano.

“No se están haciendo acciones concretas en relación al cambio climático y garantizar el abastecimiento del recurso hídrico y hay una tremenda cantidad de acciones que se pueden generar, que no se están viendo, ni siquiera se están estudiando. Creo que en ese sentido es bastante desesperanzador lo que puede venir, porque nos podemos encontrar frente a situaciones muy críticas, sin tener instrumentos adecuados, para garantizar el bienestar de las personas”, indicó la ambientalista.

Para el diseño de una política pública a largo plazo que considere estos aspectos, Flavia Liberona recomendó preocuparse de la mantención de ecosistemas como glaciares y bosques nativos; priorizar el consumo humano, por sobre el uso minero, energético e industrial; y tomar conciencia de la especial vulnerabilidad que Chile presenta ante el cambio climático.

Comments are closed.