Investigación apunta que falla geológica bajo central nuclear japonesa podría estar activa

Una agencia de seguridad del gobierno dijo que la falla que existe bajo la planta de producción de electricidad de Shika, muestra signos de movimiento posteriores a hace 120.000 años. De confirmarse este hecho el operador de la central podría ser sancionado. La Tercera, 17 de julio de 2012.
Ver noticia relacionada:;Marcha antinuclear congrega a más de 170 mil personas en Tokio

Una agencia de seguridad del gobierno dijo que la falla que existe bajo la planta de producción de electricidad de Shika, muestra signos de movimiento posteriores a hace 120.000 años. De confirmarse este hecho el operador de la central podría ser sancionado. La Tercera, 17 de julio de 2012.
Ver noticia relacionada:;Marcha antinuclear congrega a más de 170 mil personas en Tokio


La falla geológica que pasa por debajo de una central nuclear japonesa en el mar de Japón podría estar activa, a diferencia de lo que se pensaba hasta ahora, según un estudio gubernamental que recogen hoy los medios. 
La investigación de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial (ASNI) indica que la falla que existe bajo la planta de producción de electricidad de Shika muestra signos de movimiento posteriores a hace 120.000 años, según la agencia Kyodo. 
La ASNI ha estado analizando los datos de la falla desde el accidente en la planta de Fukushima Daiichi en marzo de 2011 como resultado de un terremoto y un tsunami. 
Japón prohibe la construcción de centrales atómicas sobre una falla activa, que se define como aquella que ha sufrido alteraciones posteriores al inicio del Pleistoceno Superior (hace unos 130.000 a 120.000 años). Si se confirma que la falla está activa, el operador de la planta, Hokuriku Electric Power Co. podría ser sancionado por infringir las leyes. 
Hokuriku analizó el área cuando solicitó la construcción de un segundo reactor en 1997 y llegó a la conclusión de que la falla "no indicaba actividad". 
Sin embargo, el actual informe cita a fuentes que contradicen estos resultados por la presencia de capas de arena y rocas de hace cientos de miles de años que se han visto deformadas en períodos más recientes. 
En junio, el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, aprobó la reactivación de dos reactores de la central de Ohi, en la prefectura de Fukui, los primeros que se ponen en actividad desde el desastre de Fukushima, incluso pese a que los sismólogos alertaron sobre la presencia de fallas geológicas en las inmediaciones.

Comments are closed.