Ministerio de Energía afina “borrador” y detalles del proyecto de carretera eléctrica

Los principales lineamientos de la iniciativa ya están siendo revisados por el Presidente Sebastián Piñera. El modelo establece la figura de "líneas de utilidad pública", que contarán con un estudio realizado por una empresa consultora para determinar trazados específicos. El Estado licitará las obras con servidumbres de paso.;El Mercurio, 30 de julio 2012.


El borrador del proyecto de ley de la carretera eléctrica pública está en gran parte definido y el Presidente Sebastián Piñera ya se encuentra revisando sus principales lineamientos.

Según fuentes conocedoras de la iniciativa, una de las definiciones que tomó el Ministerio de Energía es no establecer una franja territorial por todo el país. Esto implica que no se determinará, como se especulaba en el mercado, una zona previamente delimitada para ubicar las torres de alta tensión del sistema, por lo que el proyecto no entregará una extensión total de la carretera.

Por el contrario, la cartera energética se inclinó finalmente por establecer una figura regulatoria para facilitar el desarrollo de proyectos de transmisión en el país, la cual se podrá aplicar en todo Chile, lo que incluye a la Patagonia.

El modelo contempla la implementación en la ley del término "líneas de utilidad pública". Dicha figura sólo se utilizará en casos en que la Comisión Nacional de Energía (CNE) estime que los tendidos a construirse son de alta importancia para la seguridad y crecimiento del sistema de traslado de la electricidad del país.

Una vez definido este punto, el cual se evaluará año a año en el estudio de expansión troncal, el siguiente paso dentro del modelo de carretera eléctrica -que presentaría el Gobierno la última semana de agosto- será determinar el trazado territorial específico por donde pasará el tendido a levantar, junto con la identificación de los propietarios de los terrenos que serán afectados por dichas líneas de utilidad pública.

Este trabajo será realizado por un consultor privado que será escogido vía licitación por la CNE.

Esta empresa, que contará con cerca de dos años para ejecutar dicho trabajo, también tendría dentro de sus tareas notificar a cada uno de los dueños de los predios a quienes se les intervendrán sus terrenos. Otro punto que definiría el estudio sería la línea base ambiental -proceso preliminar del Estudio de Impacto Ambiental (EIA)- que debe tener por obligación cada proyecto eléctrico. Estos dos últimos puntos aún no están del todo definidos por el Gobierno.

Una vez que el consultor entregue el trabajo final que le fue solicitado por la CNE, éste será evaluado por un comité interministerial, el cual se encargará de dar el visto bueno del trazado. La entidad antes señalada será integrada por los ministerios de Energía, Medio Ambiente e Interior.

Licitación de obras

Tras esta primera etapa se procederá a licitar la construcción del tendido a empresas privadas. Así, las compañías que se adjudiquen las obras y operación de las líneas ya contarán con las servidumbres de paso, el trazado por donde deben construir las torres y, eventualmente, las notificaciones a los propietarios de los terrenos intervenidos.

En la actualidad, estos tres últimos puntos son críticos en el desarrollo de proyectos, pues en algunos casos pueden retrasar por años el levantamiento de las líneas debido a la judicialización de estas etapas.

Así, las compañías en materia de trámites administrativos tendrán que realizar el EIA de la línea a levantar, y negociar con los dueños de los paños las concesiones y compensaciones por el uso de sus tierras.

Según explican fuentes al tanto de estos detalles, este modelo evitará la intervención directa del Estado a través de las expropiaciones, pero a la vez reducirá los riesgos en las compañías que deseen construir líneas.

Esto último se debe en gran medida al trabajo que ejecutará el consultor y que será visado por el comité interministerial.

Plazos

El Gobierno pretende anunciar este proyecto de carretera pública la última semana de agosto.

8.000 MW adicionales requerirá el país hacia el año 2020. Esta energía será trasladada por las líneas que se construyan con el modelo de carretera eléctrica.
US$ 700 millones costaría la interconexión entre el SIC y el SING. Esta unión sería definida como línea de utilidad pública.

 

Comments are closed.