Campesinos paraguayos marcharán contra cultivos transgénicos

Miles de campesinos pertenecientes a la Federación Nacional Campesina de Paraguay harán movilizaciones en protesta por la aprobación del uso de semillas transgénicas para la siembra de maíz y algodón. Esta decisión fue aprobada por el gobierno de Federico Franco. Telesur 21 agosto 2012.


La Federación Nacional Campesina de Paraguay (FNC) dio a conocer que marcharán en rechazo a la aprobación por el gobierno de Federico Franco del uso de semillas transgénicas para la siembra de maíz y algodón.

Franco dio personalmente la autorización para ese tipo de producción durante una reunión que sostuvo con los grandes empresarios del sector y posteriormente se procedió a la firma de un decreto. Franco ocupó la Presidencia de la República tras la destitución del mandatario constitucional Fernando Lugo a través de un juicio político llevado adelante por el Congreso guaraní.

Se conoció oficialmente que el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas inscribió el pasado 7 de julio en el Registro Nacional de Cultivadores Comerciales la variedad de algodón transgénico de la multinacional Monsanto, del tipo “BT”.

Otras organizaciones campesinas que se unirán a las protestas alegan que las consecuencias serán puramente negativas, ya que traerá aún más pobreza a las familias campesinas paraguayas, así como un grave impacto ambiental y a la salud de los pobladores.

También dijeron que el uso de estas semillas impactarán de manera negativa en los cultivos y alimentos, así como en el terreno.

En las protestas, los campesinos demandarán a las multinacionales y grandes empresarios nacionales exhibir estudios completos y contundentes sobre la inocuidad alimentaria y el impacto en el medioambiente de estos cultivos ahora autorizados por el Ejecutivo.

Estos grupos campesinos aseguran que muchos análisis científicos de todo el mundo prueban los efectos negativos del maíz transgénico en la salud humana, las consecuencias nocivas sobre el equilibrio ambiental y la contaminación genética de las especies locales.

Por su parte, el presidente escogido por el Parlamento del país, Federico Franco, aseguró que con la importación de ese producto las familias campesinas multiplicarán su producción de algodón lo que, según él, “representará mayores ingresos económicos para el país”.

Franco aseguró que “siempre hemos sostenido que no podemos seguir simplemente con nuestro arado, con nuestro buey, con nuestro machete”, a su vez que abogó por “la mecanización de la producción en el sector campesino”.

Los alimentos transgénicos son organismos cuya información genética ha sido modificada de una manera que no se da en el apareamiento o recombinación natural, sino que es consecuencia de la introducción de genes de otras especies. Los alimentos transgénicos están elaborados con materias primas vegetales o animales genéticamente modificadas.

"Se han efectuado experimentos en animales dándoles de comer maíces transgénicos. Existe evidencia de daños en sus órganos internos como hígado, riñones, intestinos, perdida de peso, esterilidad, vejez acelerada, retraso en crecimiento, y un aumento en la tasa de mortalidad", según informó la Doctora María Isabel Manzur, licenciada en Ciencias Biológicas de la UC y doctora en Zoología de la Universidad de Liverpool, Inglaterra.

"El peligro de cultivar organismos transgénicos radica en que la mayoría de las plantas se reproducen intercambiando polen entre miembros de su misma especie y con algunos parientes silvestres. Esta forma de reproducción es la que puede provocar la contaminación genética, ya que al implantar organismos transgénicos en el medio ambiente, se libera al mismo tiempo el polen transgénico y no se sabe qué le puede suceder a los insectos polinizadores o a las abejas cuando consuman miel de una planta que produce su propio insecticida", indicó Manzur.

Comments are closed.