Excesivo uso de químicos para el control de Caligus en peces preocupa a mitilicultores

Sostienen que las cantidades de Cipermetrina, Deltametrina, Diflubenzurón, han ido en aumento junto con la biomasa de peces cultivados, mientras que el Caligus o piojo de mar, tiende a ser cada vez más resistente a los tratamientos.Mundo Acuícola 23 de agosto 2012.


Preocupación existe entre los productores de mejillones por las cantidades de pesticidas y larvicidas que se utilizan para el control del Caligus, y su efecto en el ecosistema marino, específicamente en las larvas y semillas de los mejillones y los mariscos en general.

Según el Directorio de la Asociación de Cultivadores de Moluscos de Calbuco A.G. y el Directorio de Asociación Mitilicultores de Quellón A.G., las cantidades de Cipermetrina, Deltametrina, Diflubenzurón, han ido en aumento junto con la biomasa de peces cultivados, mientras que el Caligus o piojo de mar, tiende a ser cada vez más resistente a los tratamientos. Por ello existe preocupación por el impacto de estos químicos en la Décima Región de Los Lagos, y en la flora y fauna nativa, tanto a nivel larval como de semilla.

“Al aumentar la biomasa cultivable de peces, aumentan las cantidades de pesticidas, y esto contribuye a tener un efecto negativo sobre el ecosistema marina, por lo que es preocupante determinar que impactó tuvo sobre la gran disminución en la captación de semilla en la temporada 2011”, señalaron las organizaciones.

A juicio de los gremios de productores de mejillón, es impresentable que los laboratorios que venden estos químicos no demuestren la inocuidad de sus productos en la flora y fauna chilena, y en las frecuencias reales en que se utilizan.

“Si bien en otros países inicialmente los baños se realizan dos veces al año, en Chile se están efectuando cada 15 días en algunas zonas, y en diferentes jaulas cada día, entonces el ecosistema está recibiendo estos pesticidas en forma casi constante con lo que podría afectar seriamente la sobrevivencia de las larvas y semilla en fijación”, puntualizaron las asociaciones.

“Es responsabilidad del Estado de Chile el registro, la autorización, control y el uso de estos pesticidas en los cuerpos de agua, a través del SAG y Sernapesca, por lo que se pide un control más riguroso con los estudios ecotoxicológico y su impacto en las especie chilenas en todo su desarrollo. El año 2011 se adquirieron productos pesticidas por valores superiores a los US$ 16 millones”, agregaron las organizaciones de Calbuco y Quellón mediante un comunicado.

Comments are closed.