Gobierno excluye de la dicusión al sector crítico en materia energética

El diálogo exclusivo que el Gobierno mantiene con el empresariado evidencia a quienes beneficiarían la Ley de Fast Track de concesiones y la Carretera Eléctrica, a pesar de la engañosa señal comunicacional del Gobierno respecto de considerar las propuestas de la sociedad civil organizada, crítica al continuismo de la política de megaproyectos y del aumento de zonas de sacrificio en regiones. CCTP 20 agosto 2012. http://www.energiaciudadana.cl/;


El escenario energético-político alcanzó un punto crítico, señalan desde la Comisión Ciudadana Técnico Parlamentaria (CCTP) quienes estiman que es crucial realizar profundos cambios en el sector: es necesario terminar con los megaproyectos, generadores de mega impactos sociales y ambientales, para avanzar hacia una matriz diversificada, sustentada en energías renovables no convencionales (ERNC) y eficiencia energética. También es imperativo que cualquier política acerque la generación al consumo, eliminando la transmisión a largas distancias, y las consiguientes pérdidas, así como apostando por un Centro de Despacho Económico de Carga (CDEC) transparente y público.

Para el presidente de Ecosistemas y miembro de la CCTP, Juan Pablo Orrego “el Gobierno está maniobrando para excluir de la discusión a los sectores críticos de la actual política energética empresarial, promoviendo iniciativas como la carretera eléctrica y la ley de concesiones, que de aprobarse beneficiarán exclusivamente del oligopolio que controla la generación y transmisión y transmisión en Chile”.

“Estos proyectos se están haciendo entre cuatro paredes para beneficiar a las mismas empresas eléctricas que tienen un verdadero oligopolio energético. Con el fast track se busca acelerar el proceso de expropiación de terrenos, sin considerar su valor ambiental ni económico, vulnerando el derecho de propiedad y sacrificando a miles de productores agrícolas, comunidades indígenas, parques y la industria turística. La carretera eléctrica, por otra parte, viene a reforzar un sistema que no ofrecer garantías de seguridad en el suministro. Sin duda ambos temas van a ser un nicho de generación de conflictos con ciudadanía”, agrega la integrante de la Comisión Ciudadana Técnico Parlamentaria, Sara Larraín.

CONTINUISMO ENERGETICO

Las señales son crudas. El año pasado trabajaron dos equipos, la Comisión Asesora para el Desarrollo Eléctrico (CADE), conformada por especialistas que han transitado entre los directorios de empresas eléctricas y los gobiernos de turno, que apostó por la mega hidroelectricidad, el carbón y una tímida penetración de ERNC. Por otro lado, la Comisión Ciudadana Técnico Parlamentaria (CCTP), conformada por académicos y expertos independientes, parlamentarios de diversas bancadas y organizaciones ambientales y ciudadanas, enfatizó la necesidad de una profunda reforma en el sector.

Luego, el presidente Piñera, quien a pesar de acoger con aparente entusiasmo la propuesta de la CCTP, y de anunciar expresamente una mesa de trabajo dirigida por el Ministerio y la Subsecretaria de Energía, para comparar las iniciativas de CADE y CCTP en noviembre 2011 –que nunca se conformó-, en la práctica solo ha difundido la Estrategia Nacional de Energía, donde solamente hay continuismo. Claramente no existe disposición del ejecutivo para considerar la propuesta ciudadana, técnico, parlamentaria.

El siguiente hecho es “Colbunazo” –junio 2012- cuando la socia minoritaria de HidroAysén, Colbún, golpeó la mesa, recomendando la suspensión de la tramitación del EIA de la línea de transmisión para HidroAysén, porque no estaban dadas las condiciones y no existe una política energética de consenso.  La respuesta del Gobierno fue inmediata. Por un lado se declaraba inmune a la presión privada, mientras en un hecho inédito, recibió al empresariado de las tres fases del sector eléctrico en pleno en La Moneda.

Actualmente -según consigna la prensa- tanto la Segpres como el Ministerio de Energía, están sosteniendo reuniones empresa por empresa con “ejecutivos y empresarios de la industria”, dándoles a conocer los lineamientos centrales de la carretera eléctrica. Mientras tanto, el Ministro de Energía, Jorge Bunster declara a través de un medio de comunicación nacional: "No me voy a pronunciar sobre un proyecto que está en elaboración hasta que lo tengamos definido…” porque éste será presentado a fines de agosto, rechazando que sea un traje a la medida para HidroAysén, tal como han denunciado parlamentarios.

“La CCTP, después de meses de solicitar conversar con el gobierno para que hiciera realidad sus ostentosos anuncios de privilegiar la Eficiencia Energética, de acelerar el proyecto de fomento de las ERNC y la Ley 20/20 en el Congreso y que le hiciera modificaciones al proyecto de Fast- Track de Concesiones Eléctricas, opta por no recibir a dicha instancia y privilegiar el debate parlamentario sin aunar posiciones previamente y con una Estrategia Nacional de Energía ni consensuada ni aceptada por la ciudadanía. Es la estrategia del silencio también utilizada en otras materias de política pública que le terminan reventando al Gobierno en la cara”, expresó Iván Couso, coordinador del Programa de Seguimiento Parlamentario  (PSL).

El Gobierno nuevamente excluye, da la espalda, a la ciudadanía y a los movimientos sociales propositivos, también a legisladores y académicos críticos del status quo, privilegiando a quienes concentran el poder de la industria. Luego abundan las críticas oficialistas a la alta conflictividad en torno a todos los megaproyectos energéticos.

Más Informaciones:
Mitzi Urtubia S. 9808503 – 92256238 – Gwendolyn Ledger 098566801

Comments are closed.