Ignacio Toro Labbé. “Gustaría una autocrítica mas fuerte de las empresas”

“Si no hubiera conflictos no existiría el poder judicial», reflexiona el director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Ignacio Toro Labbé. Con una creciente judicialización de los proyectos de inversión, es enfático al señalar que la mejor fórmula para evitar este escenario es que las empresas no omitan los reales impactos ambientales de los proyectos. Pulso, 31 de agosto 2012.
Lea noticia relacionada: Organizaciones ciudadanas valoran el dictamen que paralizó la construcción de Central Castilla.


¿Cómo toman las críticas contra el servicio?
Somos consientes de las críticas y eso hace que el servicio tenga el desafío permanente de funcionar mejor.

¿Al momento de recibir un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) se entrega información incompleta?
Hay algo de la cultura en Chile: manejar las temas ambientalmente bien es en relación a las exigencias que ponga la autoridad; hay proyectos que tienen esa mirada y proyectos que no.

¿Es viable tener un semáforo que acompañe a los titulares desde el SEA?
Legalmente el servicio no tiene la obligación de acompañar al titular; legalmente, el foco está puesto en las comunidades. 0tra cosa es que uno en la gestión tenga claro qué es lo que se hace. Con los titulares se generan guías y criterios, de manera que ellos sepan a qué atenerse.

¿La judicialización ocurre por falta de diálogo?
Los juicios son para resolver conflictos, si no hubiera conflictos no existiría el poder judicial; la judicialización se remedia evitando los conflictos. Ni el servicio ni la autoridad pueden evitar la judicialización, porque depende de dos partes que están en desacuerdo.

¿Cómo se puede blindar un proyecto con calificación?
Es absurdo querer blindar los proyectos. Lo que se debe hacer es evitar los conflictos.

¿Esperarían mayor autocrítica de los titulares?
Al servicio le gustaría que hubiera una autocrítica más fuerte, porque eso recupera la credibilidad de la ciudadanía, que no sólo tiene desconfianzas importantes en el SEA, sino que con los empresarios y quienes desarrollan los proyectos, y eso es de común conocimiento.

¿La judicialización es un arma de doble filo?
Los grandes empresarios de este país tienen la misma percepción de la ciudadanía: los estudios se entregan mal. Cuando un proyecto de algún inversionista relacionado a la transmisión eléctrica afecta las aguas que usa otra empresa tenemos a esa misma empresa diciendo que el proceso está mal hecho. El empresariado dice que no se judicialice, perfecto, pero hay casos que ellos mismos están judicializando los procesos cuando ellos creen que algo está mal.

¿Habrá un avance con los tribunales ambientales?
En el mundo ideal, ojalá todos los proyectos terminaran la calificación y no hubiera conflictos, pero como eso no ha pasado en ninguna parte del mundo y van a haber conflictos, parece adecuado tener tribunales técnicos. Ahora, también hay un derecho constitucional a vivir en un medio ambiente libre de contaminación en el cual la corte suprema siempre va a poder seguir pronunciando. 
 
JUDICIALIZACIÓN: "Ni el servicio ni la autoridad pueden evitar la judicialización de los proyectos".

BLINDAJE A PROYECTOS: "Es absurdo querer blindar los proyectos; lo que de debe hacer es evitar los conflictos".


 

Comments are closed.